Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 15 diciembre 2017

Tras tiroteo de 3 días, vecinos de zona marginal chilena presentan querella

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

SANTIAGO DE CHILE (EFE).- Tras un tiroteo entre delincuentes que se extendió por tres días y dejó un muerto y al menos tres heridos, vecinos de la población La Legua, en el sureste de Santiago, presentaron hoy una querella contra los responsables de estos hechos y denunciaron la pasividad de la Policía.

El alcalde del municipio de San Joaquín, Sergio Echeverría, confirmó este jueves a los periodistas que la balacera en este barrio, considerado uno de los más peligrosos de la capital chilena, se realizó con rifles de asalto y armas automáticas que, incluso, superan a las de Carabineros (policía militarizada).

“Las balas tienen una capacidad de alcanzar prácticamente los tres kilómetros y medio, lo que significa que exceden totalmente el territorio de La Legua y llegan a barrios aledaños”, enfatizó Echeverría.

El alcalde denunció el “débil” actuar de la Policía, al asegurar que cuando ocurren los tiroteos, los agentes “prácticamente se retiran, no intervienen”.

“Cuando ocurren las balaceras hay delito flagrante. En Chile es un delito el porte de armas, disparar es un delito, y en este caso, cuando comienzan los tiroteos, los carabineros presentes en el control del perímetro toman resguardo y no intervienen”, agregó.

El capitán de la Comisaría de San Joaquín, Roberto Cares, declaró que ante este tipo de procedimientos, lo primero es resguardar la seguridad de la ciudadanía y después de los carabineros, con el fin de evitar un mal mayor y tener el sitio “seguro para proceder”.

“En estas situaciones se refuerzan los servicios en ciertos horarios de la focalización del delito y en base también a reuniones y coordinaciones con organizaciones como Intendencia y Municipalidad para poder evitar y disminuir lo que ocurre en este minuto”, añadió Cares en declaraciones a radio Cooperativa.

El presidente del Comité de Derechos Humanos, Paulo Álvarez, coincidió con el alcalde Echeverría, al sostener que la intervención policial “ha sido incapaz” de prevenir o contener la violencia “en la forma requerida”.

Debido a este incierto panorama, en el que muchas familias deben dormir en el piso de sus viviendas para esquivar las balas, es que este miércoles un grupo de concejales presentó una querella contra quienes resulten responsables de los tiroteos, que según el alcalde, “son los peores ocurridos en La Legua desde el 2011”.

Durante el golpe militar del 11 de septiembre de 1973, que puso en el poder al dictador Augusto Pinochet, en esa población se resistió y combatió a las fuerzas de Carabineros y el Ejército.

Ese día, un microbús de carabineros fue inutilizado y algunos de sus ocupantes fueron colgados en los postes del tendido eléctrico, mientras un helicóptero del Ejército debió reportar emergencia y regresar a su base cuando fue alcanzado por varios proyectiles.

Sin embargo, en la actualidad, sus habitantes se ven diariamente afectados por la delincuencia y el narcotráfico, pese a las intervenciones llevadas a cabo por el Estado en varias ocasiones, para terminar con estos flagelos que mantienen a La Legua en la marginalidad.

Minuto a minuto

Toda la sección