Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 11 diciembre 2017

Feminicidios, auténtica plaga en el Edomex

La creciente crisis llevó al gobierno a emitir una alerta por violencia en 2015, la primera del país.

Agencias
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Villa Cuauhtémoc.- Como cualquier otro día, la doctora Jessica Sevilla Pedraza acudió a su puesto en el hospital por la mañana, volvió a casa para comer y se marchó de nuevo. El plan era ver a más pacientes, ir al gimnasio y regresar a tiempo para la habitual cena con su padre antes de ir a su trabajo nocturno.

Pero en su lugar, fue una compañera del hospital quien se presentó en la vivienda familiar esa noche. Dijo que un hombre había llegado al centro con una herida de bala en una pierna y le dijo a los médicos que estaba con Sevilla cuando unos pistoleros los interceptaron, le dispararon y se llevaron a la mujer en su propio auto.

Dos días más tarde, Pedraza identificó el cuerpo de Jessica, de 29 años, en la morgue. Fue baleada en la cabeza, decapitada y le habían arrancado la piel de la cabeza.

La brutal muerte de Sevilla formó parte de una ola de asesinatos de mujeres que plaga el estado de México, el más poblado del país con 16 millones de residentes y que rodea a la capital federal por tres partes. La creciente crisis de los feminicidios -muertes cuyo motivo está directamente relacionado con el género- llevó al gobierno de la nación a emitir una alerta por violencia en 2015, la primera para un estado.

Algunos de los decesos están causados por malos tratos domésticos. Otros parecen ser casuales, cometidos por extraños. A menudo, los cuerpos suelen aparecer mutilados y abandonados en un lugar público, algo que muchos interpretan como un mensaje para otras mujeres: no hay lugar seguro, ni hora del día, ni actividad.

Oficialmente, el estado de México es el segundo por detrás de la capital de la nación con 346 asesinatos calificados como feminicidios desde 2011, según estadísticas gubernamentales.

Dilcya García Espinoza de los Monteros, fiscal estatal adjunta para violencia de género, señaló que este tipo de muertes cayeron alrededor de un tercio entre enero y julio de este año, frente al mismo periodo de 2016, aunque esto no puede considerarse un indicador de mejora.

“El problema es difícil de erradicar porque la violencia contra las mujeres parte de ideas distorsionadas que suponen que las mujeres somos menos que los hombres, que las mujeres pueden ser tratadas como basura”, dijo Espinoza.

Minuto a minuto