Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 19 octubre 2017

Tendencia “Slow Deco” en casa

Crea una atmósfera otoño – invierno de buen gusto.

Agencias
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Es el instante de dar al stop y contagiarse del “Slow Deco’, la decoración más tranquila para este otoño-invierno.

Más que un estilo decorativo, se trata de un estilo de vida que permite disfrutar la casa en todas sus dimensiones, convirtiéndola en tu refugio, en el lugar donde te sientes tú misma.

El otoño y el invierno son dos de las estaciones que invitan a levantar el pie del acelerado ritmo de vida actual para tomarse las cosas con calma.

‘Slow Deco” es una declaración de principios para un interiorismo sencillo, relajado e,incluso, imperfecto.

Confort

Una casa tranquila y sosegada, donde no existen las prisas, donde el tiempo parece detenerse, para dejarte momentos para pensar, disfrutar, dormitar.

Sola o en compañía, no importa.

Apostamos por una decoración que cree los detalles que te ayudan a sentirte bien.

Antes de cambiar tu casa patas arriba, adopta la actitud correcta, capaz de hacerte frenar y tomarte las cosas con calma.

¡Qué bien se está en casa!

Sobre todo si está cerca del trabajo y puedes ir andando.

Minimalismo

Sencillez no es igual a minimalismo

La “slow home” adora las cosas simples, los espacios diáfanos y funcionales, donde no hay recovecos, ni metros de pasillo inservibles.

Procura abrir las estancias, ya que favorecen la comunicación entre los habitantes de la casa y ayuda a crear lazos: Cocinas que se abren al comedor, comedores que rompen sus tabiques con el salón.

Espacios

Espacios que aprenden a convivir juntos, porque la unión favorece las relaciones y los hace más fuertes.

Eso sí, son espacios simples, pero llenos de detalles, telas, colores, plantas, que te envuelven y te abrazan.

Iluminación

Limpieza visual y luz a raudales.

Deja que la luz natural entre y se apropie de las estancias, que las llene de su vitalidad, que las envuelva y las haga brillar.

El sol tiene un efecto reconfortante, úsalo como un reconstituyente para tu vivienda.

Despeja y quita los trastos del medio.

Orden

El orden facilita la vida y ayuda a mantener el equilibrio y la armonía.

Cuando todo está en su sitio, no hay nada que evite distracciones, que te haga levantarte del sofá sin motivo. Por eso, cada habitación requiere un protocolo diferente. Así, el recibidor, por ejemplo, además debe contar con un espacio para dejar el bolso, las llaves y el abrigo.

Naturaleza

Alíate con el exterior y haz que forme parte de casa, ni el frío que haga fuera.

Deja que las ventanas miren hacia el exterior y te ofrezcan estancias con vistas.

Abre las puertas y comunica, siempre que sea posible, ambos lugares.

Jardín y terraza

El jardín y la terraza también son para el invierno.

Por eso, no dejes pasar la oportunidad de un desayuno o una comida al aire libre, aunque tengas que abrigarte.

Material

Y apuesta por elementos y materiales naturales, que favorecen la calma y ayudan a crear ambientes cálidos y acogedores.

Minuto a minuto