Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 17 noviembre 2017

El lado más gótico de la ciudad de Barcelona (FOTOGALERÍA)

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El emblemático Barrio Gótico contrasta con la ciudad mayormente moderna que posee Barcelona, situación por la cual se ha convertido en un lugar emblemático y visitado por miles de turistas al año.

Los mapas y los guías llevan a este lugar que, a diferencia de las amplias calles y avenidas del resto de Barcelona, el Barrio Gótico se caracteriza de primera instancia por sus espacios angostos, imposible para los carros e ideal para ciclistas y peatones.

El único temor es perderse, pues las calles forman laberintos donde es fácil encontrar a pequeños grupos de turistas desubicados e impresionados con la arquitectura del lugar.

Aunque existe polémica en diversos artículos sobre su antigüedad, el espacio se encuentra enmarcado con los arcos ojivales romanos, sus altas catedrales y sus grandes ventanas de arco apuntado.

Los lugareños y los propios letreros sugieren no dejar pasar la Catedral de Santa Eulalia, también conocida como la Seu, una joya gótica catalana del siglo XIV y que es visitada millones de turistas al año.

Entre las recomendaciones también se encuentran las plazas Sant Jaume, Nova, Real y del Rey, ésta última sede del Palacio Real de comienzos de la Edad Media donde también se encuentra el Museo de la Historia de la Ciudad.

Lo antiguo también se mezcla con calles como Portal de L’Angel que como algunas otras ofrece tiendas de comida, bolsos, accesorios, ropa o prendas deportivas con todo lo relacionado con el equipo de futbol de Barcelona.

Aunque es hermoso y en apariencia seguro, los guías turísticos recomiendan visitar el Barrio Gótico por las mañanas o las tardes, cuando los rayos de sol aún logran filtrarse por las estrechas calles de la zona.

 

Minuto a minuto

Toda la sección