Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 22 noviembre 2017

Congresista se retira como nominado a “zar antidrogas” de EUA

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El congresista republicano Tom Marino, nominado por el presidente estadunidense Donald Trump como próximo director de la Oficina Nacional de Política para Control de las Drogas (NDCP) de la Casa Blanca, retiró su nombre de toda consideración al cargo, informó hoy el mandatario.

La decisión de Marino se produjo dos días después de una investigación difundida por el programa “60 Minutos” que reveló como Marino promovió una iniciativa de ley que debilitó la capacidad de la Administración para Control de Drogas (DEA) para atacar la desmedida prescripción y distribución de opiatos, en medio de la peor crisis generada por esta droga.

“El congresista Tom Marino me ha informado que ha retirado su nombre para ser considerado como ‘Zar de las drogas’. Tom es un buen hombre y un gran congresista!”, anunció Trump está mañana en un mensaje en su cuenta de Twitter.

En la investigación de “60 Minutos”, Joe Rannazzisi, exdirector de la Oficina de Desviación de la DEA, detalló cómo la iniciativa patrocinada por Marino, y por la congresista republicana por Tennesse, Marsha Blackburn, permitió la diseminación de la crisis de opiáceos.

Rannazzisi dijo que lo que esa ley hizo fue quitarle a la DEA su autoridad como agencia de investigación para hacer cumplir la Ley de Sustancias Controladas y las regulaciones implementadas bajo la misma.

Aunque Marino y Blackburn promovieron la iniciativa como una forma de garantizar que pacientes tuvieran acceso necesario a medicamentos para el dolor, Jonathan Novak, que trabajó en la oficina legal de la DEA, denunció que el efecto fue otro.

Novak explicó a “60 Minutos” que lo que la ley hizo fue quitarle a la DEA su capacidad de congelar de inmediato envíos sospechosos de medicamentos fabricados con opiatos, y recetados por un médico, a fin de mantener estas drogas fuera de la cadena de consumo desmedido que ha dado lugar en parte a la actual crisis.

“Simplemente no entiendo por qué el Congreso aprobaría un proyecto de ley que nos despoje de nuestra autoridad en el apogeo de una epidemia de opiáceos en lugares como el distrito del congresista (en Pensilvania) Marino y el distrito del congresista Blackburn”, dijo Rannazzisi.

El programa reveló también que siete meses después que el proyecto de ley se convirtió en ley, Bill Tighe, quien fuera jefe de personal de Marino y responsable de conducir ese proceso legislativo, se convirtió en cabildero de la Asociación Nacional de Cadenas Farmacéuticas.

Minuto a minuto