Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 17 noviembre 2017

Victoria, historia de otro feminicidio en la CDMX; “ese desgraciado le cortó un seno”

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Victoria Pamela tenía una relación sentimental con “Skate”, el principal sospechoso de su muerte / Imagen: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (EL UNIVERSAL).- Victoria Pamela pensaba festejar sus 23 años en grande. Organizó una cena con sus amigos más cercanos, convivió con ellos y después partió a Cocoyoc, Morelos, donde su pareja sentimental Mario Saenz, “Skate”, le tenía una sorpresa. La joven nunca regresó a casa, su cadáver fue encontrado en la habitación de un motel en la delegación Coyoacán, con visibles huellas de violencia.

Además, tenía una herida punzocortante en el cuello y, por si fuera poco, la dejaron en el baño y abrieron la regadera con el agua caliente; el cuerpo estuvo así por 10 horas, lo que le provocó laceraciones y además se borraron las huellas del forcejeo, pues Victoria Pamela aparentemente se intentó defender.

Ahora sus padres piden justicia, pues el sospechoso escapó a las autoridades a pesar de que la familia de la víctima lo detuvo y se los entregó, cuando éste acudió al velorio de la joven; sin embargo, tenía una coartada con la cual evadió la captura. Ahora tiene una orden de aprehensión por el delito de feminicidio.

Consuelo Salas, madre de Pamela, narró que el pasado 31 de agosto la víctima les pidió permiso para salir a festejar sus 23 años, en todo momento se comunicó con ellos vía WatsApp y hasta el sábado les notificó que se encontraba bien y que estaba con Mario; sin embargo, por la noche de ese mismo día llegaron agentes de la procuraduría capitalina y les notificaron el hecho.

“Ese día empezó nuestra pesadilla, los agentes nos dijeron que fuéramos con ellos, pensamos que posiblemente la habían detenido por estar festejando o algo así, pero cuando llegamos nos enseñaron el cuerpo y era ella… estaba todo golpeada, tenía hinchada la quijada, una herida en el cuello y además ese desgraciado le cortó un seno”.

“Sabemos que fue él porque tres empleados del hotel lo identificaron, está el registró con su nombre, hay videos donde se ve su hora de entrada y de salida; con todo eso la Procuraduría lo dejó en libertad. Queremos que se haga justicia y que el asesinato de mi hija no quede así, no se merecía eso. Sabemos que él tiene dinero, puede pagar un buen abogado y nosotros no, pero confiamos en la justicia”, comentó entre llantos la madre de Victoria Pamela.

Mario Saenz cuando fue detenido presentó a tres de sus amigos como testigos y un documento con el cual pretendía engañar a las autoridades. Dijo que no conocía a Victoria ni tenía una relación con ella, incluso que esa noche su vehículo cayó en un bache y se ponchó, por lo que en ese momento fue liberado al no tener pruebas el Ministerio Público.

Pero los padres de la joven, de extracción humilde, mostraron a las autoridades fotografías de ellos juntos en varias fiestas, mensajes que ambos se enviaban y además el último que ella envió, donde aseguraba que estaban juntos. Por si fuera poco, el viernes compañeros de trabajo de Victoria los vieron juntos en la cena que ella organizó.

A manera de defensa “Skate” y sus amigos han emprendido una campaña de desprestigio en contra de Victoria. En plataformas como Facebook y Youtube difunden videos donde aseguran que la víctima consumía diversas drogas e incluso era violenta; sus padres, amigos e incluso compañeros de trabajo la defienden, dicen que era alegre y nunca se metía en problemas con nadie.

“Ese señor cree que porque tiene dinero nos puede hacer menos, sus amigos están diciendo que mi hija era drogadicta, que era no sé cuántas cosas más. Están dañando su memoria y no se vale, nosotros no podemos hacer eso, no sabemos cómo y no podemos defenderla, pero pueden preguntar dónde quieran, ella no tenía problemas con nadie.

“Le pido a la madre de Mario que nos ayude, que se ponga en nuestro lugar, ¿qué sentiría si le entregaran así a una de sus hijas? Ella es mujer y debe entender. No comprendo por qué le hizo eso, porque tanta saña, su cuerpo estaba destrozado por el agua caliente que le cayó todo ese tiempo, era mi bebe, tenía 23 años, apenas empezaba su vida”, dice Salvador Sanpedro, padre de la víctima.

Este martes se dio a conocer que la procuraduría capitalina giró una orden de aprehensión en su contra, se revisaron tres de sus tiendas, dos viviendas y no se encontró. Ahora, prófugo de la autoridad, intenta esconderse en los estados de Morelos y Guerrero, donde también ya es buscado. Trascendió que se encontraron las pruebas suficientes para imputarle este nuevo feminicidio en la Ciudad de México.

Mario Saenz apenas hasta el año pasado era considerado por especialistas como “el mejor skater del país”, en el medio es conocido y respetado por dedicarse a este deporte extremo y administrar varias tiendas que surten de patinetas, gorras, tenis, accesorios y demás a jóvenes que empiezan a practicar esta actividad.

Incluso tiene patrocinios de varias marcas de nivel internacional, que ahora con la vinculación de El Skate en el feminicidio de su pareja sentimental ya están retirándole; mientras que sus empleados y tiendas siguen operando bajo la vigilancia de elementos de la la Policía de Investigación, adscrita a la Fiscalía de Mandamientos Judiciales de la procuraduría capitalina, pues se espera que acuda a alguno de sus negocios y sea detenido.

“No lo solaparemos si es culpable”.

Sus seguidores y familiares se han pronunciado a su favor en redes sociales, pero han dejado claro que si las pruebas son contundentes no tendrán más opción que entregarlo a las autoridades, al asegurar que “no solaparan a un feminicida”, con el argumento de que la violencia y agresiones contra ellas deben terminar en la Ciudad.

Saenz tiene un hijo de ocho años de edad. En diversas actividades se les vio a “Skate”, a Victoria Pamela y al menor conviviendo, pues así lo constatan fotografías en poder de las autoridades, incluso los padres de la víctima revelaron a las autoridades que en repetidas ocasiones ella cuidaba al menor para que Saenz pudiera hacer sus actividades.

Minuto a minuto

Toda la sección