Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 19 noviembre 2017

Paro en Canadá beneficia a GM-SL

Empresa aumentará producción aquí y tras huelga en planta canadiense.

Redacción / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Tras el término de la huelga en la planta de General Motors en Canadá, la empresa norteamericana optó por incrementar “sustancialmente” la producción del modelo Equinox en sus dos armadoras mexicanas, la de Ramos Arizpe, Coahuila, y Villa de Reyes, San Luis Potosí.

De acuerdo al portal especializado en la industria automotriz www.gmauthority.com, la intención del sindicato canadiense Unifor, que agremia a los trabajadores de la planta CAMI de Ingersoll, Canadá, de declarar a es armadora como prioritaria en la construcción de ese modelo de SUV fracasó, pues la empresa no aceptó hacer la designación.

En contraste, el medio cita a Jerry Dias, líder de Unifor, señalando que GM le informó que se está preparando para incrementar “sustancialmente” la producción del modelo Equinox en sus dos plantas en México, debido al éxito de ventas que tiene el modelo en Estados Unidos.

Ante la negativa de la empresa automotriz, el sindicato optó por renunciar a esa exigencia y terminar una huelga de un mes. La decisión, dijo el líder empresarial, era aceptar esto ahora y detener la sangría de la producción a México.

En otra información relacionada, publicada en el diario Financial Post, fuentes sindicales indicaron que GM estuvo a unos días de declarar cerrada la planta en Canadá debido a la huelga y trasladar toda su producción de la Equinox a San Luis Potosí.

El diario cita a Tim McKinnon, secretario del sindicato Unifor, declarando que proveedores de transmisiones para la planta en Ingersoll les informaron que GM les pidió preparar el embarque de insumos a las plantas de Villa de Reyes y Ramos Arizpe, para retomar aquí la producción de la planta canadiense.

De acuerdoa esa fuente, GM informó a sus proveedores que la huelga en Canadá le generaba pérdidas por 5 millones de dólares al día y que, en esa situación, no podía resistir mucho tiempo.

Minuto a minuto