Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 19 noviembre 2017

Mujer denuncia negligencia del Hospital Básico

Pierde a su bebé porque el médico de urgencias no la internó, pese a síntomas de parto que presentaba

Myrta Galicia / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

TAMUÍN.- Una mujer dio a luz a un bebé prematuro que murió ante la falta de atención médica oportuna en el Hospital Básico Comunitario (HBC), el médico de urgencias no la internó a pesar de los síntomas que presentaba y se le pidió regresar entre semana para ser atendida por el ginecólogo, además fue hostigada por los policías ministeriales para que no denunciara la negligencia médica.

Yuridia Segovia, vecina del ejido Antiguo Tamuín, y quien denunció una posible negligencia médica en el HBC, narró que el pasado sábado cerca de la medianoche acudió al nosocomio, ya que presentaba dolor abdominal a los siete meses de embarazo.

A su llegada, fue valorada por una enfermera y tras ser atendida por el médico de guardia, se le dijo que no había amenaza de aborto, ya que el bebé sí tenía ritmo cardíaco, que posiblemente se trataba de una infección en las vías urinarias, pero no tenían el material para hacer las pruebas.

Después de la valoración se le dio de alta con la indicación de que regresara el lunes cuando ya hubiera ginecólogo para hacer el ultrasonido. Debido a que la mujer seguía con malestares y los síntomas de aborto aumentaban, la noche del domingo regresó al Hospital, pero el personal de guardia estaba dormido y la recibió el vigilante.

Yuridia asegura que pasó una media hora cuando por fin el vigilante pudo bajar la camilla y con la ayuda de su familiar la ingresaron a urgencias, siendo hasta entonces cuando salió el personal médico para atenderla.

En el tiempo que se tardaron en atenderla, la mujer sintió que el bebé ya estaba fuera de la matriz, siendo atendida hasta entonces de manera urgente, pero el bebé ya no tenía signos vitales.

Ya en las primeras horas del lunes, el médico trató de decirle que no buscara culpables, que las cosas pasaban por algo, y poco después arribaron los policías ministeriales a interrogarla, pero más que tomarle la declaración la hostigaron diciéndole que ella se había provocado un aborto o que su pareja la había golpeado y dieron el caso por cerrado.

Yuridia manifestó que presentaría una queja en Derechos Humanos, para que se investigue el caso, ya que fue hostigada por los policías y lo considera como una negligencia médica que no se le haya dado la atención adecuada desde su ingreso al Hospital la noche del sábado.

Minuto a minuto