Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 17 noviembre 2017

Babis, la versión checa de Donald Trump, se perfila como primer ministro

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La segunda jornada electoral en República Checa concluye este sábado con Andrej Babis, líder del partido Acción de Ciudadanos Insatisfechos, y considerado más rico que el mandatario estadunidense Donald Trump, como favorito en las encuestas.

Empresario, populista y euroescéptico, Babis, de 63 años de edad, y desde hace meses una de las pesadillas de Europa, se perfila como primer ministro checo si alcanza a negociar con las formaciones minotarias.

La “versión checa de Trump”, para la revista Forbes; “Berlusconi checo”, según la prensa de su propio país, Babis es un magnate de la agroalimentación, la química y los medios, al que los sondeos pronosticaron el 30.9 por ciento de las intenciones de voto.

Hasta hoy nada parece detener el fulminante ascenso del empresario, el segundo hombre más rico de la República Checa, dueño una fortuna estimada en cuatro mil 100 millones de euros.

Enriquecido gracias a las privatizaciones del poscomunismo, Babis debe su éxito popular a un discurso antisistema y anticorrupción.

A imagen y semejanza del presidente de Estados Unidos y del ex premier italiano, se presenta como alguien que sabrá dirigir su país gracias a la experiencia que adquirió a la cabeza de un conglomerado de sociedades.

Sus promesas de aplicar una política “más limpia” -resumidas en el simple eslogan de “las cosas irán mejor”- consiguieron convencer a los electores checos, hartos del nivel de corrupción de su país que sería, según Transparencia Internacional, peor que Botswana.

Babis entró en política en 2012 con su movimiento de extrema derecha: Acción para los Ciudadanos Insatisfechos y en estas elecciones legislativas que iniciaron ayer y culminan este sábado en este país de Europa central podría pasar el primer bloque del Parlamento.

En 2014 fue nombrado ministro de Finanzas y vicepresidente del gobierno de coalición con el partido socialdemócrata. Un año más tarde, durante la crisis griega, se “destacó” lanzando un llamado a expulsar a Grecia de la zona euro.

Babis dimitió el pasado mes de mayo de su antiguo cargo de Ministro de Finanzas por acusaciones de fraude fiscal y presiones a la prensa. El magnate es dueño de varios medios de comunicación checos y fundador del imperio agroindustrial ‘Agrofert’.

La participación oscila tradicionalmente alrededor del 60 por ciento de los 8.5 millones de votantes del país.

Las encuestas finales dan al partido de Babis entre el 27 y 30 por ciento, aproximadamente el doble que los socialdemócratas, en segunda posición.

Los sondeos auguran además que otros cinco partidos -los partidos liberal-conservadores ODS y TOP09, el democristiano KDU, el Partido Pirata y el partido euroescéptico SPD, superen el umbral mínimo del cinco por ciento para entrar en el Parlamento.

De confirmarse estos resultados, Babis podría formar un gobierno en minoría con el apoyo de comunistas y euroescépticos, según los analistas.

La República Checa, miembro de la Unión Europea desde 2004, está pasando por un buen momento económico con un notable crecimiento (4.7 por ciento en el segundo trimestre) y la tasa de desempleo más baja de la UE con el tres por ciento.

 

Minuto a minuto

Toda la sección