Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 17 noviembre 2017

Gobierno español pide poderes para disolver gobierno de Cataluña y convocar elecciones

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Carles Puigdemont, presidente de Cataluña / Foto: Archivo

BARCELONA (AP) — El gobierno español el sábado pidió poderes para tomar el control de Cataluña y detener el movimiento impulsado por políticos separatistas en la próspera región industrial del noroeste de España.

En Cataluña, autoridades del gobierno regional dijeron que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, planeaba asistir a un acto de protesta antes de responder a la decisión de Madrid. En las calles de Barcelona, bocinazos y cacerolazos respondieron al anuncio de Rajoy.

El presidente del gobierno central, Mariano Rajoy, dijo después de una reunión especial del Consejo de Ministros que pedirá al Senado poderes directos para disolver el gobierno regional y reemplazar sus integrantes por ministros del gobierno central.

“¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Este es un proceso que ha sido unilateral, que ha sido contrario a la ley y que ha buscado el enfrentamiento”, dijo Rajoy. “Aplicamos el artículo 155, porque ningún gobierno, ningún gobierno, de ningún país democrático puede aceptar que se ignore la ley, que se viole la ley, que se cambie la ley”.

Dijo que invocará el Artículo 155 de la Constitución para “restaurar la normalidad” en el país, que enfrenta su crisis institucional más grave en varias décadas. Añadió que se convocará a elecciones en la región lo antes posible.

El Partido Popular de Rajoy tiene mayoría en el Senado y cuenta con el apoyo de algunos partidos opositores para aplastar el intento independentista de Cataluña y mantener la integridad territorial de España.

El vicepresidente del Senado, Pedro Blanco, dijo en conferencia de prensa que una sesión plenaria de la cámara el 27 de octubre votará sobre la propuesta del gobierno. El martes se creará una comisión especial de 27 senadores para efectuar una primera evaluación de las medidas, añadió.

El Artículo 155 autoriza al gobierno central a intervenir en cualquiera de las 17 regiones autónomas del país cuando se viola la ley. Jamás se lo ha invocado desde que rige la Constitución de 1978, pero el gobierno derechista de Rajoy dice que es una medida de último recurso.

El objetivo es “el regreso a la legalidad y la recuperación de la normalidad institucional”, dijo el presidente el viernes.

Rajoy podría forzar la destitución de líderes catalanes y convocar elecciones regionales a partir de enero. Se prevé que medidas de esa clase encuentren una agria oposición entre los partidarios de la independencia y catalanes moderados que las verían como un ataque a su autonomía.

Se espera que la decisión desate una furiosa reacción de partidarios de la independencia y de catalanes moderados, que la verán como un ataque a su autonomía.

El jefe del gobierno catalán Carles Puigdemont, que hablará por televisión más tarde, ha amenazado con convocar a una votación en el parlamento regional ara una declaración explícita de la independencia de España.

Organizaciones de base en Cataluña que han sido el motor de la campaña de independencia llamaron las medidas “autoritarias” y llamaron a una proclamación inmediata de una república catalana.

Otros partidos políticos españoles expresaron también su rechazo.

Pablo Echenique, del izquierdista Podemos, dijo que el gobierno de Rajoy “acaba de suspender la democracia en Cataluña y en España, rompiendo con los consensos y los pactos del 78”.

La crisis constitucional, que ha ido creciendo poco a poco durante años, escaló este mes cuando el gobierno regional de Cataluña afirmó que un cuestionado referendo de independencia celebrado el 1 de octubre le daba base legal para separarse de España.

El Tribunal Constitucional español ha fallado hasta ahora en contra de todas las iniciativas de secesión, incluido el polémico referendo. El sitio web de la corte parecía estar caído el sábado, y una portavoz dijo que se habían visto afectados por vandalismo de origen desconocido.

Las autoridades españolas habían advertido el viernes de posibles ataques informáticos y dijeron que en varios sitios web del gobierno habían aparecido lemas a favor de la independencia de Cataluña.

La vocera del Constitucional indicó que la web del tribunal no funcionaba y que no se había visto comprometida información interna. Habló bajo condición de anonimato en línea con las normas internas.

La consulta se vio empañada por episodios de violencia esporádicos en la operación policial para cerrar algunos centros de votación. El gobierno central afirma que el resultado de la votación carece de legitimidad.

Varios partidos de la oposición han acordado apoyar al gobierno español en la intervención de la autonomía catalana para frenar el proceso independentista.

En tanto, activistas catalanes han llamado a otra protesta el sábado en Barcelona por el arresto de dos líderes pro independencia que son investigados por sedición.

Minuto a minuto

Toda la sección