Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 18 noviembre 2017

Acusan a Israel de vender armamento a Myanmar que podría ser utilizado en limpieza étnica

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

huyen de MyanmarMás de 600 mil miembros de la minoría rohinyá han huido de Myanmar / Foto: Archivo

JERUSALÉN (EFE).- Israel negó hoy su implicación en “la tragedia en la franja Rakáin” de Birmania (Myanmar) y rechazó informaciones publicadas en el diario “Haaretz” en las que se acusa al país de vender armamento que podría ser utilizado contra la minoría rohinyá.

“La política de supervisión de exportaciones de defensa se examina periódicamente según diversas consideraciones, incluidas la situación de los derechos humanos del país de destino, así como la política del Consejo de Seguridad de la ONU y otros organismos internacionales”, declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores israelí, Emanuel Nahshón, en un comunicado.

El Tribunal Supremo israelí dictó sentencia el mes pasado sobre una petición contra la venta de armas de Israel a Birmania (Myanmar), pero su decisión quedó en secreto porque los jueces que estudiaron el caso decretaron un embargo por petición del Estado.

“Birmania está llevando a cabo una limpieza étnica al borde del genocidio, algo que todo el mundo democrático boicotea, y nadie les vende armas, nadie excepto Israel”, aseguró mientras tanto a Efe la parlamentaria del partido Meretz Tamar Zandberg.

El diario israelí “Haaretz” abría hoy con una nota en portada titulada “Israel vendió armamento avanzado a Myanmar durante su campaña de limpieza étnica antirohinyá” y describió la bienvenida que dio la Armada birmana en Facebook en abril a dos embarcaciones israelíes cuando arribaban al país.

En ese momento “el Ejército de Myanmar ya había sido acusado de crímenes de guerra”, destacó el periódico.

“La venta de buques de guerra al Ejército de Birmania es posible gracias al secreto extremo impuesto por las instituciones de seguridad (israelíes), que no permiten la inspección y el escrutinio público de la exportación de la industria armamentística de Israel,” afirmó Zandberg.

En septiembre, “Haaretz” publicó que la huida de más de 60 mil rohinyá de la Franja Rakaín por el aumento de la violencia “no ha hecho cambiar la política del Ministerio de Defensa israelí, que rechaza poner fin a la venta de armamento al régimen de Myanmar”.

Zandberg aseguró que en la oposición al Gobierno que ella representa “no son pocos los que están trabajando para denunciar a esta industria”.

Minuto a minuto

Toda la sección