Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 24 noviembre 2017

Mitos y realidades de los errores refractivos

Hay que proteger lo logrado en esta administración, dice en la cumbre de negocios

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Aún queda mucho por conocer sobre los errores refractivos que afectan la agudeza visual de las personas. Estos errores se presentan cuando el ojo no refracta la luz adecuadamente para ver las imágenes con claridad.

Los problemas refractivos más comunes son:

*Miopía: No ver bien de lejos, ya que la luz enfoca antes de la retina. Esto se debe a que la córnea es demasiado curva o el ojo es demasiado largo.

*Hipermetropía: No ver bien de cerca pues las imágenes se enfocan más allá de la retina, ya que el ojo es demasiado corto o la córnea es muy plana.

*Astigmatismo: Provoca una visión distorsionada y borrosa debido a una córnea ovalada, lo que hace que la luz se enfoque en más de un punto de la retina. A menudo acompaña a la miopía e hipermetropía.

Sobre esto, informa el doctor Luis Antonio de Alba, experto en salud visual de la clínica Omnilaser, que “el cuidado de los ojos y la salud visual determinan nuestro ritmo y estilo de vida. Como seres humanos somos completamente visuales, así que debe ser una prioridad en el cuidado de nuestra salud general. Es necesario comprender los problemas visuales para tomar las mejores decisiones al momento de su tratamiento o corrección”.

Algunos de los mitos y realidades que envuelven a los errores refractivos que es preciso esclarecer son:

*Son una enfermedad: FALSO. Es un defecto de los ojos relacionado con el enfoque.

*Son hereditarios: CIERTO. Existe una predisposición hereditaria de padecerlos si hay antecedentes familiares.

*Son contagiosos: FALSO. Los errores refractivos no son una enfermedad y su presencia depende de las condiciones anatómicas de cada ojo.

*El cerebro compensa la mala visión: CIERTO. Esto puede provocar que la persona afectada no se dé cuenta de la deficiencia de su agudeza visual, hasta que presenta síntomas como dolor de cabeza, o se lo indiquen en una revisión oftalmológica.

*Se corrigen con el uso de lentes: FALSO. Lo que corrigen los lentes es la entrada de luz a la retina ayudando a ver mejor, pero al retirarlos el problema sigue presente.

*No se pueden corregir: FALSO. Existen tecnologías accesibles disponibles en México para corregir estas aberraciones visuales y recuperar la visión

*Cualquiera se puede someter una cirugía refractiva correctiva: No exactamente. Es necesario ser candidato para este procedimiento, lo cual se determina por medio de una revisión oftalmológica completa. Los índices de compatibilidad entre el paciente y el procedimiento son muy altos, miles de personas se han visto beneficiadas exitosamente.

La recomendación principal, en palabras de De Alba es “hacerse una valoración oftalmológica una o dos veces al año mínimo para detectar oportunamente los problemas que se puedan presentar, ya que se puede ver seriamente afectada nuestra calidad de vida”.

Minuto a minuto