Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 24 noviembre 2017

Reina de Jordania critica “imperdonable” indiferencia ante la crisis rohinyá

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Rania, reina de Jordania, visitó campos de refugiados en Bangladesh / Foto: AP

Dacca, Bangladesh (EFE).- La reina Rania de Jordania criticó hoy la “imperdonable” indiferencia con la que la comunidad internacional asiste a la crisis humanitaria que sufren los miembros de la minoría musulmana rohinyá y que ha llevado a 600 mil personas a huir de Birmania (Myanmar) para refugiarse en Bangladesh.

“Es imperdonable que esta crisis se esté desarrollando ante un público indiferente, el mundo parece guardar silencio ante lo que muchos califican de limpieza étnica”, declaró la reina jordana tras visitar uno de los campos de refugiados en el sureste de Bangladesh.

Rania criticó a la comunidad internacional por haber guardado silencio ante la crisis humanitaria y dudó de que su respuesta hubiese sido la misma si las atrocidades hubiesen sido cometidas por musulmanes.

“Me han hablado de la violación sistemática de niñas por los militares, de bebés pateados como pelotas de fútbol y de niños testigos del asesinato de sus padres”, aseguró la reina consorte del rey Abdalá II de Jordania.

Rania se mostró “conmocionada” por la “desgarradora” situación de los rohinyás, tras viajar directamente desde Jordania para realizar una breve visita a los campos de refugiados en el distrito de Cox’s Bazar, en el sureste de Bangladesh.

Allí escuchó los “desgarradores” relatos sobre “menores dejados huérfanos, mujeres víctimas de violencia y pueblos quemados hasta los cimientos”, historias que, pese a haberse preparado para escuchar antes de viajar, confesó, le causaron una fuerte impresión.

La reina jordana visitó un centro de salud y una escuela gestionadas por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y un centro de aprendizaje gestionado por Unicef, entre otros, así como varios campamentos improvisados, detalló a Efe una fuente de su comitiva.

La crisis de los rohinyás comenzó el pasado 25 de agosto, tras un ataque de un grupo insurgente de esta comunidad musulmana contra instalaciones policiales y militares en el estado occidental birmano de Rakáin, una acción que fue respondida por el Ejército con una campaña de represión que aún continúa.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha calificado esa respuesta como “limpieza étnica de manual” contra la minoría rohinyá.

Birmania no reconoce a esta minoría como una comunidad del país y los considera bangladeshíes, mientras que Bangladesh, donde ya antes de esta crisis vivían unos 300 mil rohinyás, los ha tratado siempre como extranjeros.

Según los últimos datos de la ONU, el número de refugiados llegados desde Birmania a Bangladesh desde el pasado 25 de agosto supera ya las 600 mil personas.

Minuto a minuto