Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 17 noviembre 2017

Tillerson examina nueva estrategia de seguridad para Afganistán

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Rex Tillerson/ Foto: Archivo 

El secretario de Estado estadunidense, Rex Tillerson, examinó hoy con el presidente afgano Ashraf Ghani la nueva estrategia de Estados Unidos para la seguridad en Afganistán, a donde llegó este lunes de manera sorpresiva.

La oficina de la Presidencia afgana informó que tras su llegada a la base aérea Bagram, en las afueras de Kabul, el jefe de la diplomacia estadunidense se comunicó con Ghani y el presidente ejecutivo, Abdullah Abdullah, para sostener un encuentro.

En un comunicado, el Palacio Presidencial explicó que en la reunión, que se prolongó por un par de horas, las partes examinaron asuntos económicos, de cooperación regional, el proceso de paz, lucha contra el terrorismo internacional y la nueva estrategia de Estados Unidos para la seguridad en Afganistán.

De acuerdo con la declaración, Tillerson destacó que el nuevo plan impulsado por el presidente estadunidense Donald Trump “refrenda el compromiso de Estados Unidos de trabajar con el gobierno de Afganistán y sus socios en toda la región para lograr la paz en Afganistán y negar refugio a los terroristas”.

La estrategia fue dada a conocer en agosto pasado por el propio presidente estadunidense como parte de un Plan para Asia Meridional, en que prometió que Estados Unidos obtendría la victoria en la guerra de 16 años en Afganistán.

Con la nueva estrategia, Trump dio luz verde a las fuerzas estadunidenses desplegadas en Afganistán para atacar a la insurgencia Talibán y a otros grupos terroristas presentes en el país asiático.

Más de ocho mil soldados estadunidenses están actualmente desplegados en Afganistán, la mayoría de ellos, cerca de seis mil 900, están asignados a la misión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para entrenar y asesorar a las fuerzas de seguridad afganas.

“Tillerson dijo que su país estaba haciendo esfuerzos para implementar la estrategia de Estados Unidos en Afganistán”, destacó la declaración oficial de la presidencia, según un reporte de la agencia informativa Pajhwok News Afghan (PAN).

En respuesta, el presidente Ghani reiteró el compromiso del gobierno de unidad nacional de Afganistán con las reformas destinadas a garantizar la seguridad y el bienestar de todos los afganos.

“La nueva estrategia de Estados Unidos trajo cambios positivos, en la región, por lo que pidió a todos los aliados que la respalden. Somos responsables ante el pueblo afgano y tomaremos medidas para garantizar la seguridad a través de la estrategia teniendo en cuenta las necesidades de nuestro pueblo”, indicó el mandatario.

Abdullah, por su parte, dijo que los países de la región deberían también apoyar el cambio y que “todos deberían trabajar por el desarrollo económico y la paz de la región”.

La visita de Tillerson a Afganistán, la primera como canciller de Estados Unidos, se llevó a cabo en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, luego de que la realizada en septiempre pasado por el secretario de Defensa, James Mattis, se vio empañada por un ataque con cohetes contra el Aeropuerto Internacional de Kabul.

La visita de Tillerson a Afganistán es parte del viaje de una semana que realiza por Medio Oriente, sur de Asia y Europa. Esta mañana, el diplomático estadunidense estuvo en Qatar, donde buscó, sin éxito, una solución a la crisis diplomática en el Golfo Pérsico.

En breves declaraciones la prensa, luego de reunirse con el emir de Qatar, Hamad bin Tamim Al Thani, Tillerson confirmó que Arabia Saudita aún no está lista para comenzar las conversaciones directas con Doha para resolver la crisis diplomática.

“No hay indicios de que las partes estén listas para hablar aún”, dijo el jefe de la diplomacia estadunidense, quien la víspera se reunión en Riad con el príncipe heredero de Arabia Saudita Mohammed bin Salman, para buscar una solución a la disputa.

Tillerson consideró que es muy importante que el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) siga buscando la unidad entre los países árabes para poner fin a la crisis, desatada en febrero pasado, luego de que varias naciones árabes decidieron romper su relaciones con Qatar e imponer un bloqueo por su supuesta financiación y vínculos con terrorista.

“Ninguno de nosotros puede permitir que esta disputa continúe”, dijo Tillerson, según un reporte del sitio Dulf News.

El diplomático abogó porque la crisis entre los países del Golfo Pérsico termine pronto y aseguró que su país seguirá manteniendo estrechas relaciones con todos los países árabes implicados, tanto con Qatar como Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Egipto.

Minuto a minuto

Toda la sección