Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 24 noviembre 2017

Cuestiona Slim política social asistencialista (Fotogalería)

Para combatir la pobreza, es mejor la inversión privada, señaló el magnate en la Cumbre de Negocios

Jaime Hernández / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La generación de empleos y la inversión privada son el mejor camino para terminar la pobreza, y no la inyección de dinero público a la economía ni los programas sociales, aseveró el empresario Carlos Slim Helú, durante su conferencia en la XV Cumbre de Negocios.

Slim Helú indicó, en referencia al apoyo asistencialista oficial que los programas sociales deben ser sustituidos por la entrega directa de recursos a la ciudadanía.

Entre otras modalidades, recomendó entregar una suma a las amas de casa, a modo de sueldo.

“Sería más barato”, dijo, “que los programas sociales. Por eso, indicó, es necesario revisar programas sociales para transformarlos en ingreso directo a la población.

Aseveró que “el empleo es el único modo para resolver la pobreza”, pues con ello se provoca que la población que aún vive en el autoconsumo, se incorpore al mercado.

Eso, señaló, no se logra con programas sociales.

Al hablar de la economía nacional, indicó que México ha ido perdiendo oportunidades de desarrollo, como el desarrollo estabilizador de los años sesenta o el boom petrolero de los ochenta.

El TLC, dijo, ha generado grandes ingresos, pero éstos son contrarrestados por el déficit comercial con otros países.

Una base para encontrar las soluciones a los problemas del país es regresar a los Acuerdos de Chapultepec, firmados hace doce años, que fue firmado por casi todos los sectores de la población y que plasmaron lineamientos en cuanto a estabilidad, estado de derecho, desarrollo urbano y suficiente generación de empleo.

En la sesión de preguntas y respuestas, la directora de Cultura y Turismo de la alcaldía capitalina, Patricia Véliz Alemán, pidió a Slim Helú que se decidiera a entrar a la política y pensara en candidatearse a la presidencia de la República.

“No tengo vocación de político”, le dijo al rechazar la propuesta

Minuto a minuto

Toda la sección