Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 22 noviembre 2017

Red de recarga aspira a impulsar autos eléctricos en Europa

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

FRÁNCFORT (AP) — La red de puestos de carga de coches eléctricos formada por varias grandes automotrices abrirá este año sus primeras estaciones de servicio en Alemania, Austria y Noruega, lo que las empresas describieron como un gran paso hacia la aceptación masiva de autos con batería.

BMW, Daimler, Ford y el grupo Volkswagen, con sus marcas Audi y Porsche, participan a partes iguales en el proyecto, Ionity, anunciado el año pasado.

Las 20 estaciones de carga abrirán este año a intervalos de 120 kilómetros (75 millas) en carreteras importantes, señalaron las automotrices. Las compañías esperan ampliar la red a más de 100 estaciones el año que viene y tener unas 400 en funcionamiento en toda Europa para 2020.

“Otras fabricantes de automoción están invitadas a ayudar a expandir la red”, indicaron las empresas fundadoras.

El objetivo es facilitar que los autos eléctricos recorran largas distancias y hacerlos más atractivos para el mercado masivo. Los tiempos de carga más largos implican que los coches con batería ven limitado su uso a trayectos cortos para ir a trabajar o hacer compras. Los propietarios suelen recargar los vehículos durante la noche en casa o en el estacionamiento de su empleador durante el día.

Eso ha convertido los coches eléctricos en segundo vehículo en algunos de los primeros hogares que adquirieron uno, con un auto convencional reservado para viajes más largos. La posibilidad de cargar rápido las baterías lejos de casa haría posible llevar el coche eléctrico en trayectos como vacaciones familiares.

Un coche eléctrico típico puede tardar varias horas en cargarse comenzando con una batería descargada y con un enchufe doméstico de 7 kilovatios por hora. Las estaciones de la red Ionity, por el contrario, tendrán una capacidad de carga de hasta 350 kilovatios por hora. La nueva red también utilizará un enchufe estándar que no está asociado a ningún fabricante de coches.

La nueva red instalará las estaciones en colaboración con operadores de áreas de servicio y gasolineras en los tres países.

Crear una red paneuropea de carga rápida “juega un papel esencial para establecer un mercado para los vehículos eléctricos”, dijo el director general de Ionity, Michael Hajesch, en un comunicado.

La nueva compañía tendrá su sede en Múnich, Alemania y tendrá 50 empleados para comienzos de 2018.

Minuto a minuto