Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 20 noviembre 2017

Homenaje a Elena Poniatowska

En la Feria Internacional del Libro de Oaxaca.

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ciudad de México.- Su inseguridad que sólo pudo sacar a golpe de palabras, su interés por darle voz a quienes no la tienen, su pasión por este México al que llegó en 1945, su amistad con Carlos Monsiváis, Sergio Pitol y José Emilio Pacheco.

Su gusto por las mujeres del Istmo, por los presos políticos en Lecumberri, donde entrevistó a varios reclusos entre ellos David Alfaro Siqueiros y Álvaro Mutis, fueron temas sobre los que habló Elena Poniatowska al recibir el Homenaje de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca 2017.

Luego de la inauguración de la feria que inició ayer y concluirá el 12 de noviembre, Elena Poniatowska aceptó con modestia que ella tiene uno de esos dones más preciados de esta tierra que es sacar las palabras.

“Quién soy, cómo soy, yo no sabía que quería hacer conmigo misma, qué clase de cosa iba a salir de adentro. Durante años decía como dice Carlos Monsiváis, como dice Sergio Pitol, cómo dice Guillermo Haro, no me sentía segura de sacar mis propias opiniones”, señaló la escritora que al recibir el Homenaje conversó con la poeta Natalia Toledo y con Fabrizio Mejía Madrid.

Personalidad

La narradora y periodista dijo que su hija Paula le dijo que según su horóscopo tiene una personalidad vanidosa. “A lo mejor soy vanidosa, lo aceptó, porque yo lo acepto todo, lo que sí creo es que ser periodista durante tantísimos años, sobre todo entrevistadora, también es una necesidad de domar al otro para darle validez a lo que yo hago, para no decir no yo digo yo soy muy chingona”, señaló la autora de “Hasta no verte Jesús mío”.

Reconstruir Oaxaca

Al inaugurar la 37 Feria Internacional del Libro de Oaxaca, Guillermo Quijas Corzo, director de la Feria, dijo que Tejamos Oaxaca busca llevar a los libros, sus creadores, animadores a los lugares donde haga falta, sumándose a la historia, tradiciones y sabiduría de cada comunidad con humildad y respeto.

“No es la primera vez que nos enfrentamos a una situación de emergencia, el estado de crisis que estamos viviendo a partir de septiembre probablemente sea inédito, pero también el mundo entero es un espacio de crisis, entre los sismos, los feminicidios, los asesinatos de periodistas, el auge del narcotráfico, la corrupción rampante y el cinismo de quienes la practican se han alterado o hecho desaparecer los marcos en los que se desarrolla la vida, haciendo vulnerables a hombres, mujeres y niños”, señaló Quijas.

Minuto a minuto