Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 20 noviembre 2017

Identifican fuente de calor en profundidades de la Antártida

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Un estudio de la NASA sumó evidencia de que una fuente de calor geotérmica llamada pluma del manto se halla en las profundidades de la tierra en la Antártida, en el área de Marie Byrd, lo cual explica parte del derretimiento que genera lagos y ríos bajo la capa de hielo.

La nueva investigación refiere que aunque la fuente de calor no es una amenaza reciente para el manto de hielo antártico occidental, puede ayudar a explicar por qué la capa de hielo colapsó de manera pronta en una era anterior de cambio climático, así como su inestabilidad en la actualidad.

La estabilidad de una capa de hielo se relaciona de forma estrecha con la cantidad de agua que la lubrica desde el interior, esto permite a los glaciares deslizarse con mayor facilidad.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) explicó que comprender las fuentes y el futuro del agua de deshielo en la Antártida Occidental es notable para estimar la velocidad a la que se puede perder hielo en el océano en los siguientes años.

De acuerdo con la agencia espacial estadunidense, el lecho de roca de la Antártida se encuentra lleno de ríos y lagos, una gran parte de éstos se llenan y drenan con facilidad, forzando a la superficie del hielo a miles de kilómetros sobre ellos a subir y bajar hasta seis metros.

El movimiento permite a los científicos estimar dónde y cuánta agua debe existir en la base. La teoría de las plumas del manto se propuso en los años 70 para explicar la actividad geotérmica que ocurre lejos del límite de una placa tectónica, como Hawai y Yellowstone.

Los especialistas piensan que las plumas del manto son estrechas corrientes de roca caliente que se elevan a través del manto de la Tierra y se extienden como una capa de hongo debajo de la corteza.

La flotabilidad del material, en parte fundida, hace que la corteza se hinche hacia arriba. Un científico de la Universidad de Colorado en Denver sugirió que el calor de una pluma del manto bajo Marie Byrd podría explicar la actividad volcánica regional.

Para la investigadora del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, Hélène Seroussi, la teoría era poco probable, pues no concebía cómo tener una gran cantidad de calor y aún tener hielo encima.

Sin embargo, una imagen sísmica tomada de manera reciente respalda el concepto del científico de la Universidad de Colorado, expuso la NASA.

Tras realizar varias mediciones, y para asegurarse que sus cálculos fueran realistas, los científicos recurrieron a las observaciones de los cambios en la altitud de la superficie de la capa de hielo hechas por el satélite IceSat de la NASA.

Las simulaciones de los científicos mediante el uso de un flujo de calor superior a 150 milivatios por metro cuadrado mostraron demasiada fusión para ser compatibles con los datos espaciales, excepto en un lugar.

Se trata del interior del Mar de Ross conocida por flujos de agua intensos. Esta región requirió un flujo de calor de al menos 150-180 milivatios por metro cuadrado para estar de acuerdo con las observaciones.

Sin embargo, las imágenes sísmicas demostraron que el calor del manto de esta zona puede alcanzar la capa de hielo a través de una grieta o fractura en la corteza terrestre, como en el Gran Valle del Rift en África.

Minuto a minuto