Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 22 noviembre 2017

Hombre colecta leña porque el gas es caro

Miguel Barragán / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Un hombre tiene que cortar alrededor de 250 kilogramos de leña, cada semana, a un lado del parque Colosio, para poder sobrevivir económicamente, porque el gas está demasiado caro.

Arturo Barrón Castillo carga hasta sesenta kilogramos de brazos de árboles y de pedazos de troncos en su espalda y los deposita a un lado de un triciclo, que sirve a guisa de transporte de carga. Cada semana hace eso: cortar casi el equivalente a su peso en troncos para poder cocinar en casa, porque el gas es demasiado caro.

Se dedica al comercio. Tiene un pequeño puestecito en el que vende frutas y otras cosas para “gusguear”, pero sabe que el costo de más de 550 pesos por cada tanque de gas es un costo que no puede cubrir, aunque quisiera, por eso, a apenas un kilómetro y medio del parque Colosio, por toda la ribera del Valles, Arturo corta leña.

Dice que la comida sabe más rica cuando es cocinada en leña y que esa es otra razón por la que lleva ese combustible que antes fue vida vegetal a su casa.

Compra 150 pesos de gas cada dos meses, aproximadamente, sólo para tener un poco de combustible, para cuando se ofrece freír algo rápido, pero la cocción lenta de muchos alimentos, la realizan con fuego de la hoguera, no de estufa.

Minuto a minuto