Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 19 noviembre 2017

Mejora la calidad del sueño

El descanso, necesidad vital.

Agencias
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La tecnología no sólo es algo que podemos disfrutar y aprovechar mientras estamos despiertos.

Porque sí, es cierto que cuando reproducimos contenido en nuestro Smart TV o hacemos uso del smartphone somos conscientes de sus beneficios pero hay más, mucho más.

Actualmente tenemos opciones al alcance de todos que nos permiten mejorar un aspecto esencial en nuestras vidas, una necesidad vital que llamamos descanso.

Así que veamos cómo aprovechar la tecnología para mejorar el descanso.

Necesidad vital

El descanso es una necesidad vital.

Hacerlo de forma correcta reporta numerosos beneficios puesto que no se trata sólo de descanso físico, mientras dormimos nuestro cuerpo liberando hormonas, regenerando células, eliminando toxinas, etc.

Tiempo

Para conseguirlo es importante la calidad del sueño, algo que todos deberíamos cuidar.

Y conseguir que el tiempo que dormimos, da igual si son 6, 7 o 9 horas, sean beneficiosas y de calidad.

Que sean horas bien invertidas.

Y para ello es importante conocer el sueño.

Fases

La primera, fase de somnolencia, es en la que pasamos de la vigilia al sueño ligero y ocupa el 5 por ciento.

La segunda fase, sueño ligero, es cuando nuestro ritmo cardiaco y respiración disminuyen.

Es más difícil despertar y ocupa el 50 por ciento del tiempo.

La tercera, fase de transición, es cuando pasamos a la última sub fase de la fase NREM y dura unos 2 o 3 minutos.

La cuarta fase, sueño Delta, es cuando nuestras ondas cerebrales son más amplias y lentas así como el ritmo respiratorio; ocupando el 20 por ciento del tiempo.

Estados

Durante esta fase y sub fases diferenciamos dos estados de sueño: el ligero, que corresponde a la uno y dos; y el sueño profundo,

correspondiente a las fases tres y cuatro.

Etapa REM

Luego tendríamos la etapa REM que es el periodo donde nuestro cerebro experimenta lo que llamamos sueño.

Pues bien, si ambas etapas son el 100 por ciento de un ciclo de sueño, podríamos determinar que la etapa NREM ocupa el 75 por ciento mientras que la REM el 25 por ciento restante.

Ciclo

Pero, ¿cuánto dura un ciclo de sueño?.

Pues de forma estimada entre 70 y 90 minutos.

Y es muy importante que hagamos ciclos completos.

De no ser así, si interrumpimos un ciclo al despertar podremos tener la sensación de no haber descansado correctamente aun habiendo estado 8 horas durmiendo.

Apps

La cuantificación del sueño

Sabiendo cómo son las diferentes etapas del sueño pasamos a la cuantificación.

Las diferentes opciones existentes, desde pulseras hasta aplicaciones móviles, se basan en las fases del sueño para capturar información relativa a nuestro descanso.

Dispositivos cuantificados

Sin necesidad de hacer una gran inversión, podemos usar dispositivos cuantificadores como la pulsera Fitbit Flex, Jawbone UP o incluso aplicaciones para dispositivos móviles como Sleep Cycle para iOS, Sleep as Android o Sleepbot, iOS y Android.

Ayuda

Todas nos ayudarán, al igual que cuantificamos las calorías que ingerimos, las horas que pasamos haciendo ejercicio o la distancia recorrida, a medir cómo y cuánto dormimos.

Datos que nos dirán qué tiempo pasamos en fase de sueño ligero, sueño profundo e incluso el tiempo empleado en despertar.

Información

Con esa información se genera un patrón de nuestro sueño que nos da claves para ver cómo dormimos.

Minuto a minuto