Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 24 noviembre 2017

Ministeriales frustran extorsión telefónica en Rioverde

Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Foto: Arhcivo

RIOVERDE.- Elementos de la Policía Ministerial del Estado (PME) adscritos a la zona Media lograron frustrar una extorsión telefónica, al localizar a un jovencito que presuntamente se encontraba privado de la libertad y por quien exigían un pago de 100 mil pesos para dejarlo libre y no hacerle daño.

La Procuraduría General de Justicia de San Luis Potosí en transición a Fiscalía General del Estado (FGE) informó que los hechos se suscitaron el martes 7 de noviembre cerca de las 17:00 horas, cuando agentes investigadores atendieron el reporte de un padre de familia que informó que momentos antes recibió llamadas del número 478-100- 67- 78, donde un hombre aseguraba que tenía secuestrado a su hijo y le exigía 100 mil pesos para su liberación.

El afectado señaló que su hijo, de 14 años de edad, había salido de su domicilio ubicado en la colonia San Rafael, en el municipio de Rioverde, para dirigirse a su escuela secundaria ubicada en la misma zona, por lo que de inmediato los policías se desplazaron al plantel educativo, pero los profesores les informaron que el estudiante no se había presentado.

Ciertas características de la llamada permitieron a los agentes ministeriales detectar que se trataba de una extorsión telefónica, por lo que pidieron al hombre que se encontraba sumamente angustiado, que no realizara ningún depósito, ya que implementarían un dispositivo de búsqueda por la zona.

Fue así que las unidades en frecuencia acudieron a lugares públicos de gran afluencia de la zona, siendo tres horas después cuando los elementos ministeriales localizaron al menor entre una milpa en la colonia La Democracia, en el municipio de Ciudad Fernández.

Al comprobar que se trataba de la persona buscada y que se encontraba en excelentes condiciones de salud, lo resguardaron y de inmediato lo reunieron con sus familiares.

Se tuvo conocimiento que al menor de edad lo contactaron vía telefónica y mediante intimidaciones le ordenaron que se escondiera, mientras se comunicaban con su padre para hacerle creer que había sido privado de la vida y así obtener dinero mediante un depósito.

Finalmente, la institución pidió a la población no contestar llamadas de números desconocidos y en caso de hacerlo y detectar irregularidades, colgar de inmediato y denunciar; asimismo, mantener una comunicación constante con su familia y transmitir a los menores de edad este tipo de información para evitar que sean sorprendidos.

Minuto a minuto