Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 24 noviembre 2017

Nuevo libro revela presuntos abusos sexuales a menores en el Vaticano

Agencias
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

ROMA.- Los presuntos abusos sexuales en el preseminario San Pio X y los bloques de poder en el Vaticano que han obstaculizado las labores de anteriores pontificados, son analizados en un nuevo libro del periodista italiano Gianluigi Nuzzi, juzgado en 2016 por el Vaticano por publicar documentos confidenciales

El libro, titulado “Peccato originale” (Pecado Original), fue presentado hoy y se divide en tres partes: Sangre, Soldi (Dinero) y Sexo.

Nuzzi dijo que sus abogados entregaron en mano un ejemplar al fiscal en lo penal del Vaticano y señaló que al menos uno de los seminaristas era menor de edad cuando se produjeron los hechos denunciados.

El Vaticano no hizo declaraciones de inmediato.

“Peccato originale” recopila años de revelaciones sobre la subcultura gay del Vaticano, en particular sobre el preseminario San Pío X para estudiantes de secundaria que sienten una posible vocación para el sacerdocio.

Nuzzi reproduce una carta y declaración de un ex seminarista gay quien relata cómo un adulto, ahora sacerdote, entraba a su dormitorio y tenía sexo oral con su compañero de cuarto. El libro reproduce una carta de 2014 de la Congregación para la Doctrina de la Fe al ex seminarista en la que dice haber determinado que no hubo abuso sexual de un menor, pero que remitía el caso a la oficina del clero.

Nuzzi dijo a la prensa el jueves que el compañero de cuarto era menor de 18 años cuando se produjeron las relaciones. No lo identificó, como tampoco al sacerdote.

El libro indaga también en uno de los mayores misterios del Vaticano, la desaparición en 1983 de Emanuela Orlandi, la hija de 15 años de un empleado. Incluye pruebas y testimonios del intento de negociación entre la Santa Sede y la fiscalía de Roma en 2011 para poner fin a las investigaciones sobre la desaparición de la joven Orlandi en 1983, de las que, asegura Nuzzi, estaba al corriente el entonces secretario del papa Benedicto XVI, Georg Gänswein.

El libro reproduce documentos del banco del Vaticano, agitado por escándalos, que revelan la existencia de cuentas multimillonarias a nombre de los papas Pablo VI y Juan Pablo II, así como de sus secretarios privados. Alega que poderes ocultos en la Santa Sede bloqueaban las reformas del papa Francisco y su predecesor Benedicto XVI.

El escritor incluye en este libro documentos bancarios que prueban, a su juicio, las ilegalidades cometidas por el Instituto para las Obras de Religión (IOR), el banco vaticano.

Las enormes cuentas corrientes como la de la Madre Teresa de Calcuta, la compra venta de oro, o transferencias a fondos en paraísos fiscales (Cisalpine Fund) emitidos desde el Vaticano en los años de 70 cuando el arzobispo Paul Marcinkus era presidente del IOR y el papa, Pablo VI.

Nuzzi relata su encuentro con Ayda, que fue esposa del boliviano Roberto Suárez Gómez, conocido como “El Rey de la Cocaína” y su hijo, Gary, quienes le cuentan que el presidente del Banco Ambrosiano, Roberto Calvi, era uno de los “socios” del narcotraficante.

Según la teoría que apoya Nuzzi en su libro, la muerte del papa Juan Pablo I elegido el 26 de agosto de 1978 y que falleció 33 días después, fue “un homicidio moral” ya que su muerte natural, se dice en un libro reciente que por un ataque al corazón, fue por el estrés y angustia qué sufrió al intentar manejar las ilegalidades del IOR.

El periodista explicó en declaraciones a EFE que su libro repasa los “bloques de poder” que han ido obstaculizando a los anteriores pontificados y que llevaron a la renuncia de Benedicto XVI y ahora también impiden la revolución de Francisco.

Nuzzi cuenta en su libro la historia que relató el joven polaco Kamil Tadeusz Jarzembowski, sobre “los abusos en su habitación a otro seminarista, más de 140 veces y de los que él era testigo ocular, por parte de un pupilo del rector que era mas grande que él y que después se convirtió en sacerdote”.

Abusos, contra los que nadie hizo nada según el joven polaco, que se cometieron en el preseminario San Pio X, en el Palacio San Carlo, dentro de los muros vaticanos, que aloja a monaguillos y posibles futuros seminaristas, entre 2013 y 2014.

“Además la gravedad es que este silencio se produce en el interior del Vaticano”, aseveró Nuzzi.

Kamil envió cartas denunciando los hechos a varios obispos y al arcipreste de la basílica de San Pedro hasta 2014, el cardenal Angelo Comastri, con la única respuesta, asevera Nuzzi, que reporta en su libro: “este chico está alejado del preseminario y las cartas solo le invitan a la tranquilidad”.

Nuzzi cuenta además que otro antiguo alumno de este seminario pudo también entregar una carta de Kamil al papa Francisco durante una audiencia del pasado mayo en la plaza San Pedro en la que se denunciaban estos hechos.

Nuzzi y su colega Emmanuele Fittipaldi fueron juzgados por una corte vaticana en 2015 tras publicar libros basados en documentos filtrados que revelaban actos de codicia, mal manejo y corrupción en los niveles más altos de la Iglesia. En julio de 2016, después de un juicio de ocho meses, la corte penal vaticana declaró que no tenía jurisdicción para juzgarlos.

La corte condenó a dos personas por filtrar los documentos y absolvió a una tercera.

Con información de EFE y AP

Minuto a minuto

Toda la sección