Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 24 noviembre 2017

Damnificados por sismos llevan a Senado propuesta de plan financiero

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Damnificados de los sismos de septiembre presentaron al Senado una propuesta de plan financiero viable para que puedan atender su problema de vivienda.

Proponen integrar una bolsa con recursos del Fondo de Atención a los Desastres Naturales en la Ciudad de México (Fonaden), apoyos del sector privado del fideicomiso Fuerza México y con la participación de propietarios afectados.

“No contamos con los seis o siete millones de pesos que se necesitan como mínimo para levantar nuestro edificio y volverlo habitable, como lo fue hasta antes del 19-S”, expone la damnificada Lucía Cecilia Gómez Favila, en representación de diez familias del edificio de Jalapa 200, colonia Roma.

Por ello, “se hace necesaria y urgente la copartipación del gobierno y sociedad para lograr ese objetivo, como lo han hecho otros países más desarrollados que nosotros”. Y ´planteó: “Si ellos han podido, ¿por qué nosotros no?”.

Gómez Favila en el documento dirigido a los senadores expone que “necesitamos urgentemente de su valiosa intervención para generar un ambiente social de desarrollo, a partir de la reconstrucción de las zonas afectadas por el sismo del pasado 19 de septiembre”.

En su llamado a los integrantes de la Cámara alta, los damnificados que proponen integrar un plan financiero de reconstrucción de edificios, dicen: “Piensen en mucha gente que, como nosotros, en poco más de dos minutos perdimos todo nuestro patrimonio. Realmente necesitamos de su inteligente y valiosa participación”.

Dio cuenta de que en Jalapa 200, colonia Roma, el terremoto dejó inhabitable el edificio. Se cayeron los muros, quedaron inservibles las redes hidráulica y eléctrica, y tal vez hasta la de gas. Hay fracturas de trabes y columnas, y el inmueble es vulnerable a un derrumbe total.

Tienen dos dictámenes de color rojo, de DROs certificados por la Secretaría de Desarrollo Urbano (Seduvi) de la Ciudad de México. La misma clasificación la extendieron peritos del Colegio de Arquitectos.

Sin embargo, “Fonden nos comunica que nosotros no estamos catalogados en color rojo y, por tanto, debemos buscar nuestros propios recursos para arreglar el edificio”, y no saben los damnificados como se logró un dictamen si nunca se presentaron en el lugar.

“Más bien pareciera que no quisieran salirse de su presupuesto, que no contempla ni la justicia, ni la democracia, mucho menos el bienestar y los derechos humanos”, afirman en el documento signado por Lucía Cecilia Gómez Favila.

Se detalla que “en nuestro edificio residen adultos mayores jubilados y jóvenes en búsqueda de un futuro mejor, a veces sin contar con un empleo remunerado”.

En ese sentido, la minoría de los vecinos del edificio estaría en posibilidad de recabar su parte correspondiente pata financiar la reconstrucción del inmueble, y es por ello que se requiere del plan financiero, cuya falta contrasta con el derroche de recursos destinados para las elecciones de 2018.

Minuto a minuto