Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 22 noviembre 2017

Denuncian desfalco en una primaria

La nueva mesa de padres de familia alista demanda penal por el delito de fraude contra ex presidenta.

Verónica Galván / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ciudad Valles.- Desfalco por más de 300 mil pesos, gastos reportados sin facturas, adeudos a la DAPAS por 13 meses, zacahuiles sin factura reportados como gasto por el festejo del 10 de mayo de 2015, entre otras anomalías, fueron dadas a conocer como parte del informe de ingresos y egresos de la escuela José Mariano Jiménez.

La ex presidenta, Marina Pizaño Torres, rindió su informe, pero no fue avalado por los padres de familia y ahí mismo se eligió a una nueva mesa directiva con la cual se acordó que si no regresa los recursos perdidos procederán penalmente en su contra.

Dentro de las anomalías también se habló de los ingresos que representan los suministros que ingresan como el pago de copias, constancias de estudio y cobro de piso a comerciantes que aplica la directora. Se explicó que hay tres personas que expenden alimentos a los alumnos todos los días y que por voz propia de la ex tesorera de la sociedad de padres, Araceli Calderón Lumbreras, pagan 240 pesos, cada una, recurso que maneja la directora.

Los padres de familia se mostraron inconformes con la rendición de cuentas ya que señalaron que los alumnos de nuevo ingreso pagan 900 pesos de inscripción y de segundo a sexto grado 600. En la escuela hay en total, 522 alumnos y son 462 los padres de familia quienes dan su aportación.

Marina Pizaño dijo que el dinero recibido se gastó casi en su totalidad sólo en dos rubros: en trabajos de herrería y de pintura que se hicieron supuestamente en el ciclo 2015-2016 pero que habrían sido pagados en el 2016-2017.

En pintura, dijo, se erogaron 90 mil pesos, pero no pudo mostrar las obras realizadas. No existen facturas ni notas de remisión y los únicos documentos que mostró Pizaño son “notas” por gastos varios, sin membrete. Todas están firmadas por la misma persona, pero de la cual no se menciona ni su nombre. Las notas están hechas con la misma letra que la de los recibos de cuotas.

Se habló de una rifa realizada el 24 de diciembre de 2016 y a través de la cual se recaudarían 215 mil pesos. Hasta ayer no se había rendido cuentas. Solo se sabe que Marina Pizaño abrió una cuenta bancaria a su nombre para depositar el dinero que ingreso: 184 mil pesos. Tampoco se entregó el premio al ganador de la rifa.

Los padres solicitaron el apoyo de José Federico Carranza, jefe de la URSEHN para que interviniera, pero no hubo respuesta.

El nuevo comité de padres de familia está encabezado por J. Guadalupe Torres Mata, quien señaló que prepara una demanda penal contra Marina Pizaño.

Minuto a minuto