Fundador:
Miguel R. Valladares García

viernes 17 noviembre 2017

Envían a penales federales a reos

Son de alto riesgo y tras enfrentamiento en el centro Neza Bordo.

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Toluca, Méx.- El gobierno del Estado de México trasladó este jueves a penales federales a 49 reos considerados de alto riesgo, de acuerdo a sus perfiles criminológicos, con lo que pretende evitar que se cometan delitos organizados desde el interior de los centros penitenciarios y que exista el autogobierno y cogobierno en algunos de esos lugares.

Apenas el domingo pasado otros 35 presidiarios fueron enviados a centros de reclusión de la Federación y a los seis que cuentan con certificación de la entidad mexiquense, luego del motín que se presentó el 30 de octubre en el penal Sergio García Ramírez, conocido popularmente como el penal de Chiconautla.

Ese día un grupo de reclusos intentó asesinar a Luis Alberto “N”, alias “El Tatos”, uno de los internos que se encontraba en el penal Neza Bordo, quien fue trasladado a la cárcel de Ecatepec luego de que se difundió en redes sociales un video en el que se observa cómo tortura a algunos reos para extorsionarlos.

Familiares de los presidiarios de Chiconautla afirmaron que “El Tatos” pretendía cobrarles cuotas con el apoyo de otros internos que le brindaban protección, pero nueve de ellos fueron reubicados a otros centros de reinserción, por lo que quisieron aprovechar esta situación para vengarse de él.

Horas después de la sublevación en la cárcel de Chiconautla, las autoridades determinaron trasladar a Luis Alberto “N” al penal federal de Gómez Palacio, Durango. “El Tatos”, según su perfil criminológico, es un presidiario de alto riesgo, por lo que se ordenó su reubicación.

Entre los 49 internos trasladados este miércoles se encuentran dos reos que aparecieron en los videos que se distribuyeron en redes sociales este fin de semana mientras mantenían retenidos al director del centro de reinserción social Neza Bordo y a varios custodios. Los 49 reclusos fueron reubicados a los Centros Federales de Readaptación Social, de Guanajuato, Michoacán, zona Oriente y Oaxaca.

“Se trata de fortalecer los mecanismos de control en los centros penitenciarios de la entidad, de detectar a las personas privadas de la libertad catalogados como de alto riesgo de acuerdo a sus perfiles criminológicos para que sean llevados a otros penales federales”.

Minuto a minuto

Toda la sección