Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 21 noviembre 2017

Terminan programa para salvar vaquita marina sin rescatar a ninguna

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El Programa Vaquita CPR concluyó sus operaciones sin lograr mantener en cautiverio a ningún ejemplar del cetáceo, un equipo de especialistas analizará cuáles serán las acciones a seguir la recuperación de esta especie de la cual quedan menos de 30 ejemplares.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) informó que este viernes 10 de noviembre finalizaron las operaciones de campo en el Alto Golfo de California, tal como se tenía previsto desde el inicio del programa.

El equipo de Vaquita CPR y un panel de revisión independiente revisarán los resultados de las operaciones de campo, a fin de determinar las acciones siguientes para la conservación, protección y recuperación de la vaquita marina, mismas que se informarán al gobierno de México mediante una recomendación técnica.

Las operaciones de Vaquita CPR iniciaron en octubre pasado. Durante las semanas que duró el operativo, el equipo de 65 científicos de 9 países estuvo en el mar las 24 horas de cinco días y ocho días de manera parcial, debido a que los vientos eran muy fuertes para realizar el trabajo de campo de manera segura y eficiente. Hubo 11 días en que las condiciones climáticas se presentaron peligrosas para realizar cualquier tipo de trabajo en campo.

Los científicos reportaron el avistamiento de ejemplares de vaquita marina en 8 de 13 días de labor en el mar. Registraron 32 avistamientos, incluyendo probables ejemplares repetidos en el curso de un día.

La dependencia federal aclaró que estos avistamientos no representan un estimado de la población de vaquitas. Los eventos de avistamientos incluyeron de una a tres vaquitas a la vez, con promedio de dos vaquitas por grupo.

El equipo de rescate de Vaquita CPR lanzó redes en tres días y dos vaquitas fueron capturadas durante operaciones en campo. El primer ejemplar fue una hembra muy joven que se liberó porque no pudo adaptarse a las instalaciones del santuario de la vaquita. El segundo ejemplar fue una hembra madura que no se encontraba ni en estado de gestación ni lactando. La vaquita fue liberada luego de que tampoco pudo adaptarse en “El Nido”.

La segunda liberación requirió de intervención veterinaria urgente y a pesar de los esfuerzos heroicos del equipo médico por salvar su vida, la vaquita no sobrevivió. Posteriormente se llevó a cabo una necropsia y se tomaron muestras de sus tejidos, las cuales fueron enviadas a laboratorios especializados para realizar estudios genéticos con el fin de analizarlos y determinar la causa del deceso.

Vaquita CPR anunció que publicará un reporte completo en cuanto se tenga toda la información del procedimiento.

Debido a la conducta que mostró la vaquita en cautiverio, la recomendación unánime de los científicos a cargo de Vaquita CPR al panel independiente de inspectores expertos, fue suspender la parte de captura del operativo.

El panel aceptó esta recomendación y los esfuerzos de captura se suspendieron el 4 de noviembre. La operación de captura se reemplazó con tareas de identificación de ejemplares de vaquita marina mediante levantamiento fotográfico para descifrar el comportamiento de las poblaciones de esta marsopa y sus patrones de movilidad.

Dispositivos de grabación acústica (CPOD), también conocidos como hidrófonos, han sido utilizados a lo largo del proyecto de Vaquita CPR para detectar y localizar ejemplares. Se diseñó un marco muestral de 36 áreas para monitorear la actividad acústica de la vaquita en zonas anteriormente reconocidas con alta actividad.

Minuto a minuto