Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 21 noviembre 2017

Pequeños, baratos y de alto riesgo (VIDEOS Y FOTOGALERIA)

Agencias
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Son los modelos más populares y económicos de sus marcas, pero también los más obsoletos frente a los estándares de seguridad actuales, según el Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina, más conocido como Latin NCAP.

Las pruebas de impacto frontal con simuladores, sensores y cámaras internas se realizan a 64 km/h para simular a un coche impactando en otro coche de tamaño similar en el que los dos coches están viajando a la misma velocidad de 55 km/h. Esta velocidad se ha establecido gracias a estudios de siniestros con víctimas mortales y heridos graves.

Estas pruebas insistieron en el riesgo que el Tsuru, de Nissan, representó para los usuarios y finalmente Nissan lo sacó del mercado por obsolescencia en el tema. Latin NCAP realiza los tests en Alemania, cerca de Munich, en el laboratorio de ADAC (Automóvil Club Alemán). La razón de esto es que no hay laboratorios independientes acreditados en América Latina.

Estos son los autos con 2 estrellas de seguridad o menos, probados por Latin NCAP a la venta en México actualmente.

Figo y Ka, decepcionantes

El Ford Ka logró este año cero estrellas para protección de ocupante adulto y tres estrellas para ocupante infantil. El modelo fue originalmente evaluado en un impacto frontal en 2015 donde logró cuatro estrellas para ocupante adulto. Latin NCAP realizó el test de impacto lateral con el fin de estimar el resultado de acuerdo a los nuevos protocolos de evaluación (2016).

El Ka tuvo un desempeño pobre en la prueba de impacto lateral, mostrando niveles altos de lesiones en el pecho del ocupante adulto, penetración profunda del pilar B en el habitáculo y apertura de la puerta.

El Ka no ofrece dispositivos de absorción de energía de impacto lateral en su estructura ni en el panel interior en las puertas.

Teniendo en cuenta los resultados de las pruebas, el Ka no aprobaría la norma básica de protección contra impactos laterales de las Naciones Unidas (UN95), obligatoria en Europa desde 1995.

El resultado del Ford Ka es válido para al modelo Ford Figo/Aspire comercializado en México, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.

Aveo, barato y riesgoso

El Aveo fabricado en San Luis Potosí es un éxito en ventas por económico y su equipamiento es considerado como aceptable. Pero NCAP advierte que sus estándares de seguridad son obsoletos y que pueden hacerlo uno de los vehículos más peligrosos en caso de un fuerte accidente. Obtuvo cero estrellas para la versión sin bolsas de aire, seguramente las versiones con bolsas de aire no alcanzarían más de dos estrellas en caso de impacto, donde su principal debilidad es una estructura frágil que poco protege a los ocupantes.

Palio, una estrella

En pruebas realizadas en agosto de 2016, el Palio de FIAT con 2 bolsas de aire ofreció buena protección a cabeza y el cuello del conductor y del acompañante ofrecieron, no así en el tórax ni en las rodillas, que impactaron contra estructuras peligrosas en el tablero.

El modelo no cuenta con airbags laterales, sin embargo cuenta con refuerzos en las puertas y paneles internos, lo que explica la resistencia y demuestra que el vehículo fue desarrollado para ofrecer buena protección lateral. El vehículo no cuenta con control de estabilidad en su equipamiento estándar.

Mobi, hasta las puertas se le abren

El Fiat Mobi obtuvo una estrella de seguridad en pruebas de septiembre de 2016, debido a una protección de tórax del conductor marginal y a la apertura de la puerta trasera al momento del impacto.

A pesar de esto la estructura mostró un comportamiento estable y la protección de cabeza tanto de conductor como de acompañante fue buena. Si tuviera sistemas de seguridad activa como el control electrónico de estabilidad ayudarían a aumentar la calificación del pequeño.

Grand I10, un carrito del súper es más seguro

Obtuvo cero estrellas en las pruebas de Latinamerica NCAP. La protección a la cabeza y pecho del conductor fue pobre, lesiones seguras y serias.

La protección al pecho del acompañante fue marginal. Las rodillas del conductor y acompañante impactaron y pueden impactar estructuras peligrosas en el tablero como el tubo transversal. La carrocería fue considerada inestable y no pudo soportar mayores cargas.

Minuto a minuto