Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 19 noviembre 2017

SGS retiene impuesto excesivo a empleado

Prodecon amonesta al Ayuntamiento por cobrar de más y no reportar reducción al SAT.

Redacción / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) denunció al Ayuntamiento de Soledad de Graciano Sánchez, debido a que retuvo de manera injustificada una excesiva cantidad por concepto de Impuesto Sobre la Renta a un trabajador que le ganó un laudo laboral.

En un comunicado de prensa, la Procuraduría agrega que la Alcaldía perredista no le entregó al quejoso una constancia de las retenciones de impuestos federales.

La dependencia federal explica que de una indemnización por 642 mil 138 pesos, el trabajador sólo recibió 453 mil 175 pesos, pues no se le entregaron 188 mil pesos por un presunta reducción por concepto de ISR.

Esta última cifra representa el 30% de la indemnización, cuando la agencia señala que sólo debían retenerle el 8%.

La dependencia expone en su comunicado que resulta “preocupante que los trabajadores que son injustamente despedidos y obtienen un laudo para el pago de sus salarios caídos, sufran retenciones excesivas”.

En el caso de la Alcaldía soledense, la Prodecon indica que le emitió una recomendación en el caso de un trabajador que fue despedido.

Detalla que el Tribunal Estatal de Conciliación y Arbitraje consideró injustificado el despido y condenó a la Alcaldía a reinstalarlo y pagarle además la indemnización referida.

Tras percatarse del monto de la retención, el trabajador pidió a la Alcaldía la constancia de retención del impuesto pagado para solicitar la devolución ante el SAT.

Como la Alcaldía no se la entregó, tramitó su queja ante Prodecon. Sin embargo, el Ayuntamiento siguió sin atender la queja.

El organismo acudió al SAT para pedir informes y éste respondió que “no existía prueba de ningún pago hecho por el Municipio por cuenta de ese trabajador”.

La Prodecon consideró que esta violación de derechos reviste “especial gravedad”, pues la acusada es una autoridad “que con mayor razón debe cumplir con la ley y no incurrir en conductas que incluso pudieran significar la comisión de delitos”.

Minuto a minuto