Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 16 diciembre 2017

CRÓNICA: Perú acaba con “la tentación del fracaso”

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Con momentos de buen fútbol, garra y mucha tenacidad, Perú consiguió hoy torcerle el cuello a más de tres décadas de fracasos en la carrera mundialista y, liderado por un Jefferson Farfán, consiguió el último boleto disponible para la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Ante un Estadio Nacional cubierto de bote a bote por fanáticos blanquirrojos que no dejaron de alentar a lo largo de los 95 minutos de juego, Perú le hizo frente a sus propios demonios y, como señaló hoy el joven periodista Bryan Paredes, derrotó “esa sombra, como la tentación del fracaso” de la que escribió Julio Ramón Ribeyro.

“El presentimiento de la derrota está muy lejos. Esa sombra, como la tentación del fracaso ribeyreana, que asfixia más en los días luminosos, se ha largado y ojalá no vuelva más al Estadio Nacional”, escribió hoy Paredes.

Y Perú lo hizo guiado por un Jefferson Farfán inspirado y convertido en el líder que exigía el reto de romper con 36 años sin ir a un Mundial, desde el ya lejano España 1982, que ahora será, por fin, un buen recuerdo.

Farfán estuvo a la altura de los galones de su amplia carrera deportiva y tomó la posta que dejó el capitán y goleador Paolo Guerrero, suspendido por la FIFA para los partidos de la repesca ante Nueva Zelanda por un presunto caso de dopaje.

‘La Foquita’ fue hoy, en el Estadio Nacional de Lima, la figura de un Perú con momentos superlativos, en un partido en el que nadie decepcionó, desde el portero Pedro Gallese, sobrio en las pocas ocasiones en que fue exigido, hasta el lateral derecho Luis Advíncula, otro de los jugadores con alta calificación.

Pero también estuvieron en el tope del rendimiento, y se graduaron hoy jóvenes como Christian Cueva, Raúl Ruidiaz, Andy Polo y Miguel Trauco, la renovación que forjó, alentó y ‘bancó a muerte’ el seleccionador Ricardo Gareca.

‘El Tigre’ pagó con creces el compromiso que asumió al aceptar la dirección técnica de un Perú que muchas veces estuvo en el ‘casi’, pero desde los años ochenta se quedó en el camino al Mundial.

Y lo hizo precisamente él, que fue el delantero argentino que dejó, con un gol a nueve minutos del final, a Perú fuera del Mundial de México 1986 que, finalmente, ganó la Argentina de Diego Armando Maradona pero en el que, por ironía, no estuvo entre los convocados.

Pero en el logro y la fiesta de hoy, también los fanáticos pusieron las gargantas y cumplieron la promesa de que hoy, ante Nueva Zelanda, no jugaban once, sino 30 millones de peruanos.

Los hinchas rompieron también con la leyenda de que el Nacional no es una caldera y, cuando las cosas se ponen mal, caen en el desaliento. Nada más alejado de lo que hoy se vivió.

Para los peruanos hoy se rompió un mito futbolístico, el del fracaso ribeyriano, pero también el que parafraseaba la frase más célebre del premio Nobel Mario Vargas Llosa: “¿en qué momento se jodió el fútbol peruano?”.

Eso quizá nunca se sepa y, en realidad, ahora importa poco a los jóvenes hinchas que hoy vieron a su selección entrar en la elite de las competiciones mundiales.

Nadie faltó a esa fiesta. Ni el capitán Paolo Guerrero, presente en las camisetas que mostraron los jugadores antes del partido, y en las tribunas, cuando al final 45.000 peruanos corearon “Paolo, Paolo, Paolo”.

Al que ahora sueñan con ver en Rusia 2018 junto a Farfán, Cueva, Ruidiaz, Polo, Gallese, Trauco, Rodríguez, Flores, Gallese, Tapia, Ramos, Advíncula, Carrillo y Zela, los tigres de Gareca que hoy saltaron el campo del Nacional para hacer historia.

Jugará su quinto Mundial, tras 36 años de larga espera

La selección de fútbol de Perú participará por quinta vez en su historia en un Mundial tras obtener hoy en la repesca ante Nueva Zelanda una histórica clasificación para la Copa del Mundo que se celebrará en Rusia, con la que termina un período de 36 años sin ser mundialista.

El combinado peruano será el quinto representante de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) en el Mundial y acompañará a Brasil, Argentina, Uruguay y Colombia, que ya aseguraron su clasificación en los meses anteriores.

Los peruanos no participaban en una Copa del Mundo desde España 1982, y anteriormente también lo hicieron en Uruguay 1930, cuando fueron una de las doce selecciones invitadas al primer campeonato de la historia, además de en México 1970 y Argentina 1978.

En estas tres últimas décadas, la Blanquirroja había soportado un cúmulo de decepciones y frustraciones en los procesos de clasificación para los Mundiales.

La más dolorosa fueron las eliminatorias para el Mundial de Francia 1998, cuando Perú se quedó fuera por la diferencia de goles con Chile, pero la selección incaica se deshizo hoy de esa pesada mochila al adjudicarse el último cupo disponible para Rusia 2018.

Solo los aficionados que sobrepasan la cuarentena recuerdan haber visto al combinado peruano en su última aparición mundialista, por lo que para los más jóvenes es toda una novedad ver por primera vez en su vida a su equipo nacional entre los 32 países clasificados.

Si bien Perú se estrenó en los Mundiales en 1930 sin lograr ningún punto en los dos partidos que disputó en la fase de grupos ante Uruguay (1-0) y Rumanía (3-1), sus mejores actuaciones fueron en la década de los 70, cuando alcanzó los cuartos de final en el Mundial de México.

Lo hizo con la generación dorada del fútbol peruano, liderada por Teófilo Cubillas, máximo goleador de la Blanquirroja en los Mundiales con diez tantos en trece partidos, y otros talentosos e históricos jugadores como Hugo Sotil, Héctor Chumpitaz, Roberto Chale, César Cueto y Juan Carlos Oblitas.

En México, los peruanos se impusieron en la fase de grupos a Bulgaria (3-2) y Marruecos (3-0) y solo claudicaron ante Alemania Federal (3-1), pero en cuartos de final se toparon con la mítica selección de Brasil del 70, que sometió a Perú por 4-2.

En Argentina, la Blanquirroja venció a Escocia (3-1) e Irán (4-1) y solo cedió un empate ante Holanda (0-0) en la primera fase, pero en la segunda fase fue sobrepasada por Brasil (3-0), Polonia (1-0) y Argentina (6-0).

Con Cubillas en el ocaso de su carrera, la selección peruana no pasó de la primera fase en la Copa del Mundo celebrada en España, al empatar contra Camerún (0-0) e Italia (1-1) y caer goleado por 5-1 ante Polonia.

En las cuatro ocasiones, el combinado peruano se cruzó con la selección que finalmente ganaría cada uno de esos campeonatos, como lo fue Uruguay en 1930, Brasil en 1970, Argentina en 1978 e Italia en 1982.

Para el sorteo del Mundial de Rusia, a celebrarse el 1 de diciembre, Perú estará encuadrada en el segundo bombo, con España, Inglaterra, México, Colombia, Uruguay, Suiza y Croacia.

La mayor incógnita de Perú para Rusia será saber si puede contar con su capitán y máximo goleador histórico, Paolo Guerrero, quien actualmente está suspendido por la FIFA mientras se le investiga un posible dopaje en un partido de las eliminatorias para el Mundial.

Minuto a minuto