Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 16 diciembre 2017

ESPECIAL CON VIDEO: Las víctimas del automotor

Transeúntes, automovilistas, ciclistas o traileros han muerto de forma trágica en las vialidades de la entidad. Hoy, el símbolo de memoria es una cruz de herrería o madera acompañada de unas flores secas dentro de una botella de plástico partida a la mitad, mientras el óxido o el tiempo difuminan el nombre de la víctima.

Rubén Pacheco / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

En calles, carreteras o puentes quedaron los recuerdos de Martha, Pedro, Luis, Alberto, Julio, Bertha y tantos nombres más, que hoy están escritos en cruces de madera o metal. El susurrar del viento a través de los matorrales, el smog de los automóviles y las señaléticas de “Precaución. Pendiente a 100 metros”, son un complemento a un entorno lúgubre que rememora lágrimas, dolor y tristeza.

La vida se fue en un respiro. Este 2 de noviembre pasado algunas incrustaciones en el piso lucieron con arreglos florales frescos, veladoras encendidas y hasta un refresco de cola, como remembranza de que quien se fue, pero que todavía está presente entre los vivos.

Abrir las páginas de los rotativos locales, ubicados en el archivo de la hemeroteca capitalina permite rememorar cada una de las tragedias representadas por una cruz, sea en las inmediaciones de la glorieta del distribuidor Benito Juárez, sobre la cuneta de la carretera ‘57 dirigiéndose a la zona oriente u otra vialidad que esté marcada por una pérdida humana.

El 2 de noviembre de 2014 se lee un cabezal: “Motociclista cae desde un ramal del distribuidor Juárez”; 18 de abril de 2015, expone un encabezado: “Motociclista cae desde el tercer nivel del distribuidor Juárez”; 28 de enero de 2017 consigna una cabeza periodística: “Cae motociclista del distribuidor Juárez”; en los tres casos los tripulantes alcanzaron a recibir atención médica, pero alguno falleció …

A diferencia de los anteriores, hay sucesos en que la muerte se presentó de golpe; no hubo tiempo de siquiera de que los socorristas tuvieran el último contacto cara a cara con la víctima. El 30 de noviembre de 2014 cabecea un periódico: “Mueren doce peregrinos al desbarrancar autobús”; 28 de febrero de 2016 titula un medio impreso: “Arrollan a dos jóvenes al salir de antro en Chapultepec; uno muere”; 21 de enero de 2017, se expone en la sección policiaca: “Carro se parte en dos; muere conductor”…

Así como esas seis noticias, a diario surgen nuevos hechos trágicos marcados por el alcohol, el exceso de velocidad, omisión o inconciencia, distracción y demás causales que van quedando en los registros del Servicio Médico Legal (Semele) o en el mejor de los casos, anécdotas de personas vivas parapléjicas, cuadripléjicas o carentes de una extremidad.

Inconciencia mortal

El aumento del parque vehicular, el incremento de la población, las condiciones de las vialidades, así como no respetar los reglamentos y normas de tránsito, son algunos factores que han favorecido el alza de accidentes en el estado, valora Óscar Segura Rodríguez, delegado estatal de Cruz Roja Mexicana.

Si bien no hay una cifra exacta, el entrevistado alerta que los atropellamientos de peatones que transitan por las calles, distraídos con el celular u otros dispositivos electrónicos en las manos u oídos, han incrementado en lo que va de año en la entidad.

Añade que esta misma situación ha disparado los incidentes en tripulantes de motocicletas y bicicletas, quienes circulan con audífonos mientras conducen y “se pierden de la realidad con esos dispositivos”.

Ante esas formas de distracción y omisión de los ciudadanos, ya no solo ha bastado con socorrer a quien se encuentra lesionado por un accidente, sino que ahora la benemérita institución ha decidido emprender campañas de prevención y concientización, a fin de disminuir la accidentalidad.

“Definitivamente, no nada más en San Luis sino en todo México han crecido los accidentes viales, eso es una realidad (…) Han crecido (los accidentes) tan es así, que la Cruz Roja en los últimos años ha abierto una coordinación nacional y estatal, que se llama prevención de accidentes”, enfatiza el líder socorrista.

En lo que va de 2017, la entidad potosina registra 223 casos de peatón lesionado en accidente de transporte, según información actualizada de la Dirección General de Epidemiologia (DGE) de la Secretaría de Salud Federal.

Alejado de San Luis Potosí pero cada día más necesario y urgente, recientemente se propuso en la Ciudad de México reformar la Ley de Cultura Cívica, en aras de sancionar a los peatones que hablen o utilicen el dispositivo móvil cuando transitan por la vía pública.

La tragedia vial en números

San Luis Potosí registra 5 mil 301 accidentes de transporte en vehículos con motor en lo que va de 2017, un aumento de 21.27 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2016, según datos de la semana epidemiológica 44 de la Dirección General de Epidemiologia (DGE) .

Bajo la misma referencia del año pasado, la DGE detalla que la entidad potosina reportaba 4 mil 371 sucesos, es decir, este periodo de 2017 hay 930 casos más que en 2016.

En la conmemoración del “Día mundial en recuerdo de las víctimas de los accidentes de tráfico” hoy 17 de noviembre o el tercer domingo de noviembre, el Inegi expone en el informe más reciente de 2015, que el horario con el mayor porcentaje de personas fallecidas, fue entre las 18:00 y las 20:59 horas.

Alerta que el domingo es el día de la semana que presentó mayor incidencia de accidentes. Sin embargo, después de esta fecha le sigue en segundo lugar el sábado; en tercer sitio se sitúa el lunes.

Revela que el 70.7 por ciento de las muertes que ocurren en un accidente de tránsito corresponden a conductores y pasajeros, en tanto que los peatones que fallecen en el lugar del accidente, representan el 23.4 por ciento.

Automóviles, principales inmiscuidos

Según el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), en 2016 se contabilizaron 4 mil 336 accidentes de tránsito terrestre en zonas urbanas y suburbanas en el estado de San Luis Potosí.

De los cuales, 2 mil 269 fueron colisión con vehículo automotor; 688 colisión con motocicleta; 647 colisión con objeto fijo; 205 colisión con peatón (atropellamiento); 178 salida del camino; 163 volcadura; 94 colisión con ciclista; 51 otro; 16 colisión con animal; 12 caída de pasajero; 7 colisión con ferrocarril; y seis por incendio.

Asimismo, el Inegi indica que por clase de accidente de los 4 mil 336 incidentes, 3 mil 287 fueron por daños materiales, 931 no resultaron mortales y 118 fueron fatales.

Políticas excluyentes

En los últimos 2 años y medio en la capital potosina, se registraron más de 40 muertes de ciclistas, revela un reporte reciente del colectivo “Vida Sobre Ruedas, por una ciudad más humana y sostenible”.

Además de ello, según su recuento, de enero al 1 de agosto de 2017, se reportaron 17 siniestros que involucraron a ciclistas en la capital, de los cuales 10 resultaron fatales para los tripulantes del vehículo no motorizado.

La Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2016 (ENIGH) del Inegi presentada en meses anteriores, revela que en la entidad potosina existen 213 mil 920 familias con biciclo, cifra superior a los 211 mil 601 hogares que reportaron contar con automóvil.

Para la Organización no Gubernamental (ONG), es lamentable que pese a que hay mayor número de hogares que poseen una bicicleta en San Luis Potosí, las autoridades opten por planear obras “muy costosas” que solo favorecen al automóvil privado.

Ante las cifras expuestas, la ONG evalúa que resultaría “lógico” que las acciones para mejorar la movilidad sea construir más ciclovías para elevar la calidad de vida de las personas y mejorar la salud de la población en general, al disminuir la contaminación por vehículos de automotor y activar físicamente a la ciudadanía.

De acuerdo con el colectivo potosino, las políticas públicas actuales vulneran el derecho de los ciclistas a transitar por las calles de manera segura, al no ser consideradas las necesidades de la población que utiliza una bicicleta.

“Se necesita que se cree un Plan de Movilidad en Bicicleta que contemple conteos ciclistas, accidentalidad ciclista, encuestas de origen – destino de ciclistas, y que dentro de este plan se establezcan estrategias de promoción de la bicicleta como medio de transporte y la creación de la infraestructura necesaria para proveer seguridad para quienes se transportan en bicicleta”, plantea.

Como parte de una tarea de atención desinteresada, Vida Sobre Ruedas Refirieron mapeó como vialidades riesgosas: la carretera a Zacatecas, Avenida Damián Carmona, Eje Vial (Ponciano Arriaga), carretera a Río Verde; carretera 57, carretera a Matehuala y todo el Anillo Periférico.

Asimismo, identifica como nodos urbanos caóticos: las glorietas Juárez y Bocanegra, donde cruzar en silla de ruedas, a pie o en bicicleta implica un alto riesgo. Incluso sitios en el Centro Histórico como la Alameda “Juan Sarabia” donde la ampliación de carriles impide su accesibilidad.

Para las autoridades, los organismos de socorros y colectivos ciudadanos, disminuir los fallecimientos en accidentes de tránsito es posible, sin embargo, esto no implica que haya una panacea para establecerlo. Mientras se logra una estrategia, en diferentes calles, avenidas y bulevares continúan colocándose cruces para el recuerdo de un día trágico.

Minuto a minuto