Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 16 diciembre 2017

Mujeres narran vejaciones ante CIDH

Víctimas de violaciones, torturas y agresiones en operativos en Atenco y Texcoco en 2006.

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

San José.- El testimonio de las cuatro mujeres del grupo de once que declararon en la vista de la Corte de Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), sobre las presuntas agresiones y abusos sexuales que sufrieron de policías en una represión en el centro de México en el 2006, más que una declaración, fue un desahogo.

En una sala abarrotada de la Corte IDH, y en otras dispuestas por circuito cerrado de televisión, las caras de los presentes se mostraban más que tristes, cetrinas, mientras escuchaban cómo unas mujeres todavía muy jóvenes, relataban a la Corte la forma en que fueron ultrajadas y violadas al ser detenidas por la policía mexicana.

Las cuatro coincidieron en que fueron golpeadas, humilladas, agredidas sexualmente por unos policías que les amenazaban con matarlas una vez que conseguían su filiación. “Ya sabemos quién eres y dónde vives” les dijeron.

Bárbara Italia Méndez reconoció, a preguntas de uno de los jueces de la Corte que, al despertar por las mañanas, lo primero que miraba era un gran ventanal de su habitación de un cuarto piso con el deseo de tirarse.

Angélica Patricia Torres, en el único momento de su declaración que levantó la voz, fue para decir que, desde el suceso “jamás, jamás, jamás he vuelto a coger un libro”.

Sin embargo, Claudia Hernández reconoció que la tortura la arrojó al alcoholismo y que, a pesar de la insistencia de su compañero, “que muchas veces me ha recogido de debajo de las mesas”, no quiere tener hijos. “No puedo soportar pensar que les pasara algo como me pasó a mí”, aseveró.

Las cuatro solicitaron a la Corte que “paguen los culpables porque sólo hubo un policía condenado que salió con una fianza”, que “pague la cadena de mando”, pero, sobre todo, que lo que han sufrido “nunca vuelva a pasar”.

Según el escrito presentado en la Corte por las agraviadas, durante el 3 y 4 de mayo de 2006 fuerzas policiales habrían desalojado a floricultores de un mercado local en el municipio de Texcoco, que protestaban por las expropiaciones de tierras para la construcción de un aeropuerto.

Ello habría generado en Texcoco y en San Salvador de Atenco una serie de enfrentamientos entre policías, comerciantes y sectores de la población que apoyaban a los floricultores.

Minuto a minuto

Toda la sección