Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 17 diciembre 2017

Zimbabwe se mantiene en un limbo político tras resistencia de Mugabe

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe, asistió este viernes a una ceremonia de graduación en la Universidad Abierta, en medio de crecientes tensiones, luego que el ejército tomó el control del país africano y mantiene contactos con el nonagenario líder para negociar su salida del poder.

Según informes de prensa, hasta ahora el mandatario se encontraba bajo arresto domiciliario en su residencia ubicada en la ciudad de Harare, luego que los militares buscaban que Mugabe saliera del país en términos relativamente pacíficos.

Sin embargo, en una manifestación pública reciente, el propio Mugabe señaló que todavía era presidente del país y cumpliría su mandato, a pesar de que los militares buscan iniciar un nuevo proceso político a raíz del golpe del miércoles pasado.

La tan esperada transición amenaza con quedar paralizada ante la negativa de Mugabe, de 93 años, a dimitir y exiliarse tras 37 años dirigiendo el país con mano de hierro.

Las tropas siguen presentes en enclaves como el aeropuerto, las oficinas del gobierno y el parlamento, mientras el país sigue inmerso en un incómodo limbo político después de que Mugabe siga resistiéndose a dar un paso atrás para que el ejército entregue el poder a Emmerson Mnangagwa.

“Se espera que el exvicepresidente forme un gobierno de transición de cinco años, tras el que el país celebraría elecciones”, señala el informe de Financial Gazzette, que presume de tener fuentes muy fiables.

El mandato de de Mnangagwa, que estaría bendecido por el ejército, incluiría la restauración del estado de derecho y la estabilización de la economía.

El exvicepresidente Mnangagwa, destituido el 6 de noviembre por Mugabe, regresó a Zimbabwe, luego que figuraba en todos los pronósticos como sucesor del actual presidente, lo que fue el detonante principal de la crisis.

Sin embargo, la aparición repentina de Mugabe demuestra que por el momento sigue a cargo del país, en la que ha sido su primera aparición pública desde que el ejército zimbabuense afirmara haber tomado control de las instituciones del Estado.

No obstante, las Fuerzas Armadas afirmaron este viernes que ha habido progresos significativos para dar una salida a la crisis gracias a las negociaciones que mantienen las dos partes.

El diario local The Herald, público y ahora controlado por los militares, transmitió hoy que los uniformados consideran que hay avances en su objetivo de eliminar a los “criminales del entorno de Mugabe” y de llevar a algunos de ellos ante la Justicia, aunque sin precisar nombres.

“Actualmente estamos discutiendo con el comandante en jefe (Mugabe) sobre la próxima etapa e informaremos del resultado de esas discusiones apenas se pueda”, informaron en un comunicado militar.

Mientras, altos cargos del partido del gobierno, la Unión Nacional Africana de Zimbabwe-Frente Patriótico se reunirán este viernes para preparar una resolución con la que poder destituir a Mugabe, de cara a un posible juicio político (impeachment) la semana que viene en caso de que se niegue a abandonar el poder.

Minuto a minuto