Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 16 diciembre 2017

Chilenos “viven” decisiva jornada

El magnate conservador Sebastián Piñera es el favorito para volver a La Moneda

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Santiago de Chile.- Con un padrón electoral de 14,3 millones de votantes que incluye, por primera vez, a unos 40.000 residentes en el extranjero, los chilenos se preparan para elegir un nuevo presidente en un ambiente de tranquilidad y con ocho candidatos que destilan optimismo.

En los comicios, regidos por un nuevo sistema electoral proporcional, que sustituyó al binominal vigente desde la recuperación de la democracia en 1990, se renovarán además 23 escaños del senado, toda la Cámara de Diputados, de 155 bancas y 278 consejeros regionales.

Es la séptima vez desde 1990 que los chilenos eligen presidente y deben hacerlo entre ocho candidatos, entre ellos dos mujeres, que representan todo el arco político, desde la ultraderecha nostálgica de Augusto Pinochet hasta la extrema izquierda marxista leninista admiradora de Stalin y de Kim Jong-un.

De derecha a izquierda, el arco va desde José Antonio Kast, un diputado admirador de Pinochet, hasta Eduardo Artés, un profesor jubilado que admite que sus proyectos son tan radicales a la izquierda que no podrían materializarse sin una revolución.

Más al centro están el empresario Sebastián Piñera, el favorito; la democristiana Carolina Goic, que busca un renacer de su partido; el oficialista Alejandro Guillier que promete continuar las reformas de Michelle Bachelet.

El populista Marco Enríquez-Ominami; Beatriz Sánchez, que busca consolidar al izquierdista Frente Amplio y el senador Alejandro Navarro, admirador de Hugo Chávez y el proceso bolivariano.

El magnate conservador Sebastián Piñera, desde hace más de un año primero en las encuestas, es el favorito para volver a La Moneda, tras haber presidido Chile entre 2010 y 2014.

La única incógnita en torno a su candidatura es si podrá ganar este mismo domingo, en la primera vuelta, aunque se ve improbable que alcance la mitad más uno de los votos, que no serán tantos como apunta el padrón.

Minuto a minuto