Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 17 diciembre 2017

“Los mundos de Germán Gedovius” (FOTOGALERÍA)

En el Museo Nacional de San Carlos inauguran exposición: “Los Mundos de Germán Gedovius” con 42 obras del pintor de origen alemán y tres de sus alumnos, la intención es recordar el 150 aniversario del natalicio de uno de los artistas más influyentes en el arte mexicano quien vivió en San Luis Potosí.

Hugo Rentería / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

En la capital potosina, el pintor mexicano Germán Gedovius Huerta vivió por muchos años en la recta final del Siglo XIX. En esta ciudad sus padres descubrieron su talento como pintor y, en su adolescencia, el joven viaja de San Luis al país de origen de su padre, el alemán Germán Gedovius Sick; para luego regresar a México.

El Museo Francisco Cossío resguarda una buena colección de pinturas realizadas por el artista plástico. Este año Germán Gedovius es recordado por el 150 aniversario de su natalicio, pero sobre todo por ser un personaje fundamental en formar a pintores como Diego Rivera, Alejandro Leal, Francisco Goitia o Ángel Zárraga, entre otros.

La importancia de Germán Gedovius Huerta, es fundamental para el arte mexicano desde la perspectiva del doctor Salvador Gómez Echeilman, descendiente del pintor quien radica en el municipio de Santa María del Río y se ha dedicado por décadas a estudiar la vida y obra del artista.

Salvador Gómez afirma que Germán Gedovius llegó a la capital potosina ya que su padre instaló una ferretería. La familia Gedovius Huerta provenía de lo que hoy es la Ciudad de México, integrada por Germán Gedovius Sick y la mexicana María Teresa Huerta Espinoza.

La ferretería de Don Germán Gedovius Sick tuvo su sede en lo que por muchos años se conoció como el edificio de “La Exposición”, en la Calle Hidalgo esquina con Álvaro Obregón del Centro Histórico. “Él llegó con sus padres cuando era un recién nacido, pero vivió en la capital potosina hasta los 15 años, cuando se va a Alemania”, dijo en entrevista Salvador Gómez Echeilman.

EL ARTISTA

Germán Gedovius nació con sordera congénita, por lo que empleaba el dibujo como medio de comunicación con sus padres. Incluso hay una leyenda famosa de su infancia, cuando era un niño se escondió en el sótano de la casona donde vivió con sus padres en el Centro Histórico de San Luis, y lo encontraron dibujando.

Lo cierto, es que al descubrir sus padres su talento para el arte, viajan a la capital mexicana para inscribirlo en 1882 a la Academia de San Carlos, donde impartían clase los grandes maestros de pintura y dibujo; fue alumno por cinco meses. Después, viaja a Alemania para recibir tratamiento médico a su enfermedad, logró escuchar un poco y hablar con dificultad.

Para el final del Siglo XIX e inicio del XX, con la formación que obtuvo en Europa, específicamente en la ciudad alemana de Múnich, Germán Gedovius ya era uno de los pintores mexicanos más importantes. No sólo llegó a Alemania para solucionar el problema de su sordera, sino también para continuar sus estudios de arte.

A su regreso a México y por sus estudios en Europa, ingresa otra vez a la Academia de San Carlos ahora como maestro, aparte de Diego Rivera, José Clemente Orozco y la pintora surrealista María Izquierdo también son sus alumnos. Incluso Gerardo Murillo, mejor conocido como el “Dr. Atl”, fue su contemporáneo y sentía un profundo respeto por la obra de su colega.

Salvador Gómez destaca que en muchos países existe obra de Gedovius y pertenece a coleccionistas particulares en Francia, Estados Unidos y Argentina. Su descendiente destaca que recientemente, el Instituto de Arte de Chicago en Estados Unidos compró una de sus obras mediante una subasta; y se resaltó la calidad de su producción pictórica.

“Gedovius no sólo se enfocó en lo mexicano, él tuvo la influencia de las corrientes pictóricas de Europa. Si se inspiró en lo mexicano, pero no sólo se quedó ahí, su obra es fundamental para el arte mexicano, definitivamente tiene un lugar muy importante a nivel internacional”, dijo Salvador Gómez.

LA EXPOSICIÓN

Yazmín Mondragón Mendoza, curadora de la exposición “Los mundos de Germán Gedovius”, destaca que hay tres núcleos principales: el primero “¿Quién es Germán Gedovius?, su etapa formativa en Alemania y regreso a casa. Gedovius hacedor de artistas”.

El segundo núcleo lleva por título “Retratando una época”, donde se exaltan los retratos de Germán Gedovius, como uno de los géneros con mayor producción del artista, así como su sello distintivo al retratar a los personajes a la usanza renacentista; otra de las características de su obra. Es válido señalar, el “Autorretrato” que realizó el pintor en 1907.

El tercer núcleo es “El México de Gedovius. Añoranzas de un tiempo transformado”, donde se muestra su contexto y los paisajes del México de principios del siglo XX, el artista plasma un registro de un país en calma. También hay pinturas de haciendas y de conventos históricos de la nación.

En la curaduría, también se integró una de sus pocas producciones religiosas al exponer la obra “Sagrado corazón” de 1937, perteneciente a la colección de la Arquidiócesis de León, en el estado de Guanajuato, y prestada para esta exhibición temporal; según información proporcionada por Yazmín Mondragón.

La exposición “Los mundos de Germán Gedovius”, es una forma de rendirle un homenaje póstumo a uno de los pintores fundamentales de nuestro país, y quien alcanzó con su obra pictórica una trascendencia internacional. La vigencia será hasta el 25 de marzo del 2018 en el Museo Nacional de San Carlos, ubicado en la calle Puente de Alvarado, Colonia Tabacalera.

Minuto a minuto