Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 16 diciembre 2017

Inmigrantes en EUA pasan Día de Acción de Gracias bajo zozobra

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Más de un millón de inmigrantes, incluidos 690 mil “dreamers” y más de 300 mil centroamericanos y caribeños, pasan hoy el Día de Acción de Gracias en medio de la incertidumbre por la decisión del presidente estadunidense Donald Trump de terminar dos importantes programas de migración.

El feriado de Día de acción de Gracias, celebración laica más importante de Estados Unidos, estuvo marcada, sin embargo por una campaña de movilizaciones de los “soñadores” y de los inmigrantes a fin de que el público estadunidense en general presione al Congreso para una solución permanente.

“Es un triste día en Estados Unidos cuando en lugar de reflejar el espíritu de la temporada de fiestas, nuestro presidente la pisotea de manera sumaria”, señaló la directora ejecutiva de la organización proinmigrante CHIRLA, Angélica Salas.

CHIRLA celebró en Los Angeles, California, una Marcha de Acción de Gracias bajo el lema “Unidos para quedarnos”, con una movilización pública en las calles de North Hollywodd, una misa de agradecimiento, un almuerzo con el tradicional pavo y un llamado a la Casa Blanca a restablecer el Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) y el de Estatus de Proteccion Temporal (TPS).

En Nueva York, un grupo de “dreamers” protagonizó un acto de desobediencia civil bloqueando el tráfico en una sección del tradicional Desfile de Macy’s para pedir el apoyo de los neoyorquinos a la causa de los jóvenes indocumentados. Cuatro de ellos fueron arrestados por la policía.

“Hemos elegido pelear por la dignidad de toda nuestra comunidad de inmigrantes y eso empieza con nosotros. Llamamos a todos los miembros de la comunidad a ponerse de pie y luchar por nuestro derecho de vivir y trabajar en este país”, dijo uno de los detenidos, Héctor Jairo Martínez.

El presidente Trump anunció la semana pasada la terminación del programa del TPS para 59 mil haitianos y antes lo había hecho para más de dos mil 500 nicaragüenses. Más de 200 mil salvadoreños y 86 mil hondureños temen un desenlace similar de sus programas.

Antes, en septiembre pasado la administración Trump puso en marcha el fin del programa DACA, que llegó a tener casi 800 mil beneficiarios y que ahora protege a un total de 690 mil, la mayoría mexicanos.

Líderes comunitarios y organizaciones de defensa de los migrantes han acrecentado en los últimos dos meses las movilizaciones de sensibilización para que el propio público estadunidense se sume a los llamados para que el Congreso apruebe una solución permanente para ambos programas.

Valeria García, una niña de 11 años , hija de padres de origen mexicano, lanzó la canción “Yo son una soñadora”, que se convirtió en la tonada oficial de la Alianza de Inmigrantes de Ohio.

Valeria, quien nació en Ohio, Estados Unidos, pero tiene un primo de 17 años que es “dreamer”, dijo que grabó la canción para enviarle un mensaje al presidente Trump.

“Para decirle que les diera la oportunidad. Ellos quieren trabajar y seguir viviendo aquí”, dijo en entrevista.

En Miami, niños hijos de inmigrantes escribieron la víspera unas cartas al senador de Florida, Marco Rubio, en la que le piden “acción” para ayudar a que el Congreso pase una legislación de alivio migratorio a los “dreamers” y “tepesianos”

“Muchos niños como yo están asustados de que nos van a quitar a nuestros padres por ser inmigrantes (…) Igual que sus padres vinieron con un sueño, los nuestros también, por favor proteja a nuestras familias”, escribió Leah Cayaso.

Aunque legisladores demócratas y republicanos han presentado iniciativas de ley para algún tipo de protección migratoria a los inmigrantes beneficiarios de DACA y TPS, hasta el momento no ha habido avance en el Congreso de Estados Unidos.

El presidente Trump rechazó este mes la posibilidad de incluir una solución legislativa a los beneficiarios de DACA dentro de la propuesta de financiamiento del gobierno que requiere ser votada para el 8 de diciembre.

Entre las propuestas de alivio migratorio existentes, la iniciativa de Ley Dream es vista por expertos como la más generosa, toda vez que no sólo crea una ruta a la ciudadanía para los llamados “soñadores”, sino también abre la puerta a la legalización de sus padres indocumentados.

En contraste, el proyecto de Ley Éxito, propuesto por un trio de republicanos, establece una protección para los jóvenes, pero excluye la regularización de sus padres, la llamada migración en cadena.

A menos que el Ccongreso y la Casa Blanca consigan forjar un pacto político sobre DACA antes del 5 de marzo de 2018, unos 700 mil jóvenes indocumentados serán elegibles de deportación a sus países de origen.

En el caso del TPS, los hondureños por el momento sólo tienen una extensión hasta julio de 2018; los nicaragüenses hasta enero de 2019; y los haitianos hasta julio de 2019.

Minuto a minuto

Toda la sección