Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 17 diciembre 2017

Con el paso del tiempo perdura la nostalgia de los cafés de chinos (FOTOGALERÍA)

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La noche romántica comenzaba en el cine Mariscala para ver una película mexicana, podía ser una de los hermanos Almada, para después llevar a la novia a uno de los restaurantes de moda: los cafés de chinos.

La cena no salía tan cara, se trataba de centavos y luego unos pesos, gastados en esos lugares de lámparas rojas, recuerda César López de 58 años de edad.

“A donde quiera que ibas te encontrabas cafés de chinos, así ya sabes, con la típica lamparita roja en la entrada, los asientos de gabinete y las bebidas baratas, las mujeres lo apreciaban, ahora ya no”, relata el viudo y padre de tres hijos.

Y es que, aunque hubo un par de migraciones previas de chinos a México, una nueva generación de los años cuarenta a los sesenta comenzaron la apertura de negocios, entre ellos estos restaurantes, contó el encargado de un café de chinos en la colonia Portales, de la Ciudad de México.

“Mi familia tiene como 60 o 70 años de estar aquí (en México) y sé que comenzaron con el café y con el pan”, cuenta el joven, quien se escuda atrás de la barra y pide que no aparezca su nombre ni su fotografía.

Tímido, algo renuente y con un poco de dificultad para hablar el castellano, explicó a Notimex que en la zona ya se vendía pan español, pero su sabor era diferente al que los chinos trajeron.

“Era la diferencia, el pan de chinos tiene un sabor mejor, por eso la gente venía”, asegura.

En el centro hay otros cafés, los cuales aún conservan las lámparas, los objetos de la cultura china, los gabinetes y la típica panadería que da a la calle.

Acá los dueños tampoco desean hablar, pero no así lo meseros, quienes con gusto muestran el arte de servir el café con leche.

“Es la forma de servirlo, poner la cuchara dentro para que el vaso no se rompa, luego pones un poco de concentrado de café y después echas la leche con una jarra, la levantas poco a poco, lo más arriba que puedas para hacer la espuma”, detalla la mesera Lety.

Asimismo, cuenta que los tipos de pan que más se venden son el bísquet, la rebanada, la concha, el huevito, el chux, la lima, el taquito de piña, el gusanito de azúcar y el polvorón.

“La concha la piden con una orden de nata; para comer pues del lado de la comida mexicana lo que más se consume son los chilaquiles y por parte de la china es el arroz frito o el mixto”.

En la actualidad los precios de un café con leche en estos lugares oscilan en los 18 pesos, aún de mejor precio que en otras cadenas de restaurantes.

“Ya hay menos cafés de chinos que antes, eso es cierto, pero no creo que desaparezcan, vea, la gente sigue viniendo porque es más barato”, expresó la señora Lety.

Minuto a minuto