Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 17 diciembre 2017

ONG solicita fondo para reconstrucción tras sismos de septiembre

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La organización civil Nosotrxs entregó al presidente Enrique Peña Nieto y al secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, una solicitud por escrito para la creación de un Fondo Único de Reconstrucción Nacional tras los sismos del mes de septiembre.

El documento fue entregado en Palacio Nacional, dirigido al presidente y en la oficialía de partes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, acompañado por 7 mil 921 firmas de ciudadanos recabadas por ONG mediante distintas plataformas digitales.

En la misiva se pide a Enrique Peña Nieto que emita el decreto de creación del Fondo Único de Reconstrucción Nacional, un fideicomiso público con plena facultad de actuación, en la que se depositen todas las aportaciones internacionales, bancarias, partidarias, sociales y privadas donde confluyan para respaldar en el proceso de reconstrucción del país.

La finalidad es que constituya un instrumento que regule y coordine la planeación, las acciones y el uso de recursos en casos de desastres naturales de múltiples actores y fondos nacionales -públicos y privados-, internacionales, de entidades de interés público y de donadores nacionales e internacionales para la reactivación de la vida social y económica de las personas y comunidades que resultaron afectadas.

En la petición se asegura que la integración de un fondo único de reconstrucción ha probado ser efectiva en otros países para enfrentar las contingencias de desastres naturales.

“Se implementó en Indonesia después del terremoto de 8.9 grados en la escala de Richter de diciembre de 2004, así como en Chile después del terremoto de 8.8 grados en la escala de Richter del 27 de febrero de 2010”.

Añade que con evidencia sobre el éxito en la implementación de ambos fondos, “estamos convencidos que un fondo único es una salida ágil que regula y coordina esfuerzos y recursos multiactor con la posibilidad de conciliar rápidamente intereses políticos y económicos dispersos; evita la duplicidad de acciones; reduce el riesgo de captura y uso político-electoral de los fondos; aseguraría transparencia total en tiempo real; coordinaría a donantes internacionales, daría certeza sobre el uso de recursos; y, permitiría rendir cuentas diarias sobre avances, acciones y uso de recursos”.

Nosotrxs hizo pública esta propuesta y abrió una petición en distintas plataformas digitales para que miles de ciudadanos se sumaran a ella, con el fin de entregar las firmas al primer mandatario y a su equipo de trabajo.

La propuesta sumó a más de 7 mil 900 ciudadanos convencidos que la integración de un Fondo Único es una buena opción para atender, a los damnificados por los sismos y la reactivación de la vida comunitaria en las comunidades afectadas.

“Las previsiones normativas e institucionales existentes regulan y establecen parámetros de actuación para el gobierno, pero dicen muy poco o nada sobre la forma en que los esfuerzos y recursos multiactor deben ser regulados, aprovechados y desplegados a su máximo potencial en arreglo a principios de gobierno abierto”.

La carta compartida en diferentes plataformas digitales afirma que la reconstrucción no es un episodio aislado.

“La reconstrucción reclama la apertura a una concepción correcta del espacio público. Debe evitarse cualquier tentación autoritaria, cualquier captura partidaria, empresarial o de poderes fácticos. Las claves están en la armonización de los valores compartidos –la solidaridad, el altruismo y la igualdad–, en la apertura total hacia la ciudadanía de la información que se obtenga y se produzca, y en la inclusión social”.

Se pide que las autoridades respondan desde un espacio institucional distinto con la creación de un fondo único de reconstrucción nacional con reconocimiento público y con la más absoluta transparencia en tiempo real, que coordine todas las tareas.

“Llamamos a los gobiernos estatales, a las fuerzas políticas organizadas del país, a los empresarios y grupos de empresarios, a los medios de comunicación, a la academia y a la sociedad civil a participar de la tarea, cada uno desde su trinchera y sus aportaciones propias, pero sin capturarlo”.

El texto concluye en que tras la tragedia, el objetivo no puede ser simplemente levantar lo que se cayó, sino generar un nuevo aliento y un mirador hacia el futuro democrático.

“Es fundamental que los actores capaces de participar en su diseño comprendan que cualquier intento de sacar provecho de la tragedia nacional hundiría el conjunto de la política pública que debe implementarse”.

Minuto a minuto

Toda la sección