Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 17 diciembre 2017

Zimbabue espera en calma la sucesión

Será el primer cambio de liderazgo en el país desde su independencia, en 1980

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Harare, Zimbabue.- Zimbabue vivió ayer una jornada con tranquilidad, tras haber resuelto la crisis militar y política con la caída de Robert Mugabe, y con impaciencia ante la toma de posesión del nuevo presidente, Emmerson Mnangagwa, el primer cambio de liderazgo en el país desde su independencia, en 1980.

El exvicepresidente cumplirá este viernes su viejo deseo de convertirse en jefe de Estado, pues su nombre ha estado vinculado durante casi 15 años a numerosos planes para reemplazar a Mugabe, que finalmente le costaron la destitución el pasado día 6, forzada por la ambición de la primera dama, Grace Mugabe.

Su expulsión del poder fue el desencadenante definitivo para que sus viejos aliados del Ejército lo aupasen de una vez por todas a la presidencia, mediante lo que los zimbabuenses ya llaman “golpe cortés” contra el ya expresidente Mugabe, de 93 años.

A las 08.30 hora local (06.30 GMT) de este viernes comenzará la ceremonia de investidura de Mnangagwa, que se celebrará en el Estadio Nacional de la capital, Harare, con capacidad para 60.000 personas.

Su partido, la gobernante Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), cofundada por un Mugabe al que cesó como número uno el pasado domingo, habla ahora del “comienzo de una nueva era y de un mejor país”.

“Los militares deberían aclarar si han efectuado detenciones en Zimbabue y entregar a cualquier criminal a las autoridades civiles pertinentes de acuerdo con la ley”, indicó el director de HRW para África meridional, Deva Mavhinga.

Minuto a minuto

Toda la sección