Fundador:
Miguel R. Valladares García

miércoles 19 septiembre 2018

José Juan, ejemplo de superación y esfuerzo

Con su guitarra reúne dinero para apoyar a su hija que estudia psicología en la UASLP

Rosa María Morales / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Matehuala.- Un hombre con discapacidad visual, pero con un alto grado de responsabilidad, sale de su casa a las nueve de la mañana todos los días, sin importar si hay buen o mal clima.

Se sitúa en la Plaza Benito Juárez para amenizar el día con su guitarra a cambio de las monedas que los transeúntes le quieran aportar.

José Juan López Soria padece retinitis pigmentosa, un padecimiento que desde los once años empezó a padecer y que finalmente lo dejó ciego.

Tal limitación no le impidió aprender a tocar guitarra desde los 18 años. En 1988 fue invitado a tocar en el grupo de “Los Kings”, con quienes permaneció hasta 2007. Luego se incorporó al grupo “La Maldad”, con quienes tocó, pero sólo durante dos años.

De 2009 a la fecha se ha convertido en el “solista solitario” y toma las calles de la ciudad para demostrar que un invidente no debe permanecer encerrado en casa.

Comentó que la retinitis pigmentosa es una enfermedad degenerativa y sobre la cual los especialistas le han dicho que no tiene remedio.

“Fui a Los Ángeles, California, con un médico que me recomendaron. Lo hice con mucho sacrificio. Ahí me dijeron que puedo ver pero la operación cuesta 200 mil dólares, más de 3 millones de pesos, cantidad inalcanzable que jamás voy a tener”, dijo José Juan, actualmente de 48 años de edad.

El músico está casado y tiene una hija de 19 años que estudia psicología en la UASLP. Dijo que debe aportar cinco mil pesos de inscripción al año, más cuatro mil pesos de renta mensual, más su alimentación. “Si reúno 100 pesos, los guardo para dárselos. No quiero que por falta de dinero deje sus estudios”.

La esposa de José Juan es costurera y lo apoya para salir adelante.

 

Minuto a minuto