Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 18 diciembre 2017

Los cuatro momentos de Nuño en la SEP

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

En los 25 meses que estuvo al frente de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, cuatro fueron los momento se convirtieron en incómodos e inolvidables.

Uno de los episodios más comentados ocurrió en una de sus visitas semanales a escuelas públicas, la del 14 de noviembre, donde en varias ocasiones en su discurso repitió la expresión “ler” cuando en realidad quería decir “leer”.

“Ahorita los van a llevar para que vayan y puedan tener los libros que les gustan para que los empiecen a ler”, les dijo a los niños.

Al término del evento, se acercó a saludar a los estudiantes que se encontraban en el estrado y una pequeña de ocho años de edad llamada Andrea Lomelí le susurró al oído “No se dice ‘ler’, se dice ‘leer’”; el micrófono del funcionario estaba prendido y las cámaras de video alcanzaron a registrar la corrección. Se hizo viral.

En otra postal viralizada, Nuño Mayer se ganó su espacio en las redes sociales cuando confundió la profesión de Julieta Fierro, una de las divulgadoras científicas más reconocidas del país durante una gira por San Luis Potosí. Al saludarla en su discurso, la llamó “astróloga” como las personas que se dedican a leer las cartas o a inventar horóscopos, en lugar de “astrónoma” la disciplina científica que estudia la estructura y composición de los astros, su localización y las leyes de sus movimientos.

El 8 de septiembre de 2016, Nuño volvió a ver a su maestra de primaria “Chela” sentada en la primera fila de un evento en la dependencia federal y casi llora, con la voz quebrada el entonces funcionario se alejó del guión oficial al interrumpir su discurso de bienvenida a los foros para saludar a su antigua profesora y fundadora de la escuela primaria “Manuel Bartolomé Cossío”, en la cual él se graduó de sexto de primaria en el año de 1990.

Llamó a Graciela por su apodo, “Chela”, y le agradeció su presencia en el foro, así como la felicidad con que vivió su niñez. En ese momento, al adulto Nuño Mayer se le quebró la voz, bajó del estrado y -visiblemente emocionado- abrazó a la anciana.

También hizo gala de su faceta deportiva en la primaria “Chipre” ubicada en San Simón Ticumác, en la Ciudad de México. Para festejar el Día del Niño funcionarios de la dependencia invitaron al defensa central del equipo Pumas, Darío Verón para que ambos protagonizaran una cascarita.

Minuto a minuto