Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 18 diciembre 2017

225 restaurantes en SLP se unen a programa de menús saludables

Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

A fin de contribuir en la disminución de los índices de sobrepeso y obesidad en el estado, la Secretaría de Salud a través de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), ha fortalecido las acciones del “Programa México Sano” (PROMESA), a través del cual se logró que durante el 2017 se signaron acuerdos de colaboración con 225 restaurantes de las cuatro zonas del estado quienes implementaron diversas acciones como la inclusión de menús saludables, la eliminación de saleros de las mesas, así como ofertar agua como principal opción de bebida, entre otros.

El Programa México Sano tiene como eje central fomentar la oferta y demanda de alimentos equilibrados y medias raciones en las personas que comen fuera de casa, mediante la vinculación con comedores industriales, restaurantes, escuelas de tiempo completo y centros de desarrollo infantil; cabe señalar que durante el 2017 la Secretaría de Salud a través de la COEPRIS, trabajó de manera coordinada con restaurantes tanto de la capital como del interior del estado para la implementación de las actividades que contempla el programa PROMESA.

Los 225 restaurantes que se inscribieron al programa PROMESA pertenecen a los municipios de San Luis Potosí, Soledad de Graciano Sánchez, Matehuala, Moctezuma, Real de Catorce, Charcas, Salinas, Santa María del Río, Villa de Reyes, Tierra Nueva, Rioverde, Cerritos, Rayón, Cárdenas, Ciudad Fernández, Ciudad Valles, Tamazunchale, Xilitla, Huehuetlán, Tanquián, Aquismón, Tancanhuitz, Coxcatlán y San Vicente.

El decálogo PROMESA consiste en implementar en los restaurantes las siguientes acciones: Al menos una de cada tres entradas será a base de verduras o legumbres; preferir técnicas de cocción al vapor, al horno, asado o a la parrilla; ofrecer verduras o leguminosas (en especial el frijol), como alternativa de guarnición en los platos fuertes; ofrecer platillos que para su preparación no requieran gran cantidad de grasa; una de cada tres opciones de postre sea a base de fruta fresca; opción de elegir medios menús; agua como principal opción de bebida; ofrecer tortilla de maíz o pan integral en lugar de pan blanco, elaborar menús bajos en sal y eliminar los saleros de las mesas de los comensales para que solo estén disponibles a demanda del comensal.

A la par de éstas acciones, a los responsables de los restaurantes y preparadores o manejadores de alimentos, se les otorgó capacitación en la NOM 251-SSA1-2009 que establece las adecuadas prácticas de higiene para el proceso de elaboración y almacenamiento de alimentos, bebidas y suplementos alimenticios.

Minuto a minuto