Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 17 diciembre 2017

Drenaje colapsó hace ya seis años

No hay quién atienda obstrucción de la red sanitaria de la Solidaridad

Miguel Barragán / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ciudad Valles.- Alrededor de 50 mujeres de la colonia Mujeres en Solidaridad se manifestaron porque desde hace seis años, todos los registros de drenaje están colapsados y los escurrimientos han formado desde hace meses un arroyo de excremento y ni el alcalde ni la DAPAS les han resuelto nada.

Ayer estaban esperando en uno de los puentes que separan la avenida 16 de Septiembre de la colonia Mujeres en Solidaridad a que llegaran los reporteros para darles un tour exhaustivo por las calles de la pequeña colonia y en donde, como mínimo, 10 drenajes se han colapsado y el líquido nauseabundo va a dar al canal principal de ese lugar donde, literalmente está atorado el excremento y el agua, durante meses, hasta que la lluvia se lleva todo.

María Concepción Espinoza Oropeza fue la que comenzó la descripción de la vida de las señoras que a diario huelen a aguas negras sin poderse acostumbrar y mencionó que en la alcaldía, el presidente municipal no les ha respondido y las autoridades de la DAPAS, entre los que se encuentra un “Darío”, del que no recuerdan su apellido, ya ni siquiera les contesta las llamadas.

Fueron los técnicos de la DAPAS a darse una vuelta hace tiempo y emitieron el dictamen de que en efecto, los drenajes estaban colapsados “pero ahí le dejaron, ya no dijeron nada ni hicieron nada”.

El nauseabundo recorrido

La cosa está así: el agua negra no halla por dónde irse, entonces se agolpa bajo los registros y a fuerza de mucho tiempo, rompen las pequeñas estructuras de concreto, haciendo que el agua sucia corra por las calles o se estanque en las hondonadas de las pequeñas rúas, al grado de formar un fondo enlamado en plena avenida. Como estos ejemplos hay 10 casos similares. Luego, el curso del agua hace que se vaya por las alcantarillas que van a parar al arroyo que está en la parte frontal de la colonia, en donde se acumula la inmundicia, hasta que llueva fuerte y la corriente se lo lleve todo.

La misma miasma

En Mujeres en Solidaridad viven alrededor de 200 familias en 150 viviendas, “porque luego los hijos se casan y se quedan a vivir en la misma casa”, advirtió una de las mujeres enardecidas por vivir tanto tiempo con el problema del drenaje y explicó que es muy común que principalmente los niños y los adultos mayores sufran de enfermedades gastrointestinales que culminen con diarrea y vómito, sin contar con que la colonia entera lamentó el deceso de una quincuagenaria que fue diagnosticada con una meningitis bacteriana, que, los doctores calculan que adquirió por la insalubridad del ambiente que hay en ese sitio.

Las que principalmente hablaron del problema y de las vicisitudes de vivir en un ambiente escatológico, a causa de problemas de drenaje que pagan en su recibo de agua fueron: María Concepción Espinoza, María del Carmen García, Ana María Martínez, María del Carmen Sánchez, María del Rocío Rubio, Armanda Espino Medellín, María Izaguirre Gudiño, Guadalupe Martínez, Reyna Méndez Castillo, Virginia Sánchez y Santiaga Martínez.

Minuto a minuto