Fundador:
Miguel R. Valladares García

domingo 17 diciembre 2017

Rosario vs San Luis Potosí, la gran final en las porterías

“Nahuel es un gran portero… le deseo toda la suerte”, dice el potosino Hugo González

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Hugo González/Foto: Mexsport

Hugo González es el único mexicano-mexicano que juega en los Rayados de Monterrey, líder de la Liga MX y favorito para dar la vuelta olímpica en el estadio BBVA Bancomer.

El portero, surgido del América, en cada partido está rodeado de todas las naciones habidas y por haber: colombianos, argentinos, brasileños y hasta por Jonathan González, quien —a pesar de tener pasaporte mexicano— es nacido en Estados Unidos.

Esto no le pesa, no demasiado, al guardameta, ya que para él “es un orgullo jugar en Monterrey”.

Más que una cuestión a criticar, “lo veo como un gran privilegio y responsabilidad, ya que los jugadores mexicanos que podemos estar en la cancha debemos demostrar partido a partido que tenemos esa capacidad de pelear con todos los grandes futbolistas que vienen del extranjero”.

No negó “que se le debe dar más oportunidad a los muchachos que vienen atrás, en las fuerzas básicas, pero —reitero— para eso debemos de mostrarnos. Los que estamos jugando, trabajar mucho, sólo así se seguirá confiando en nosotros los mexicanos”.

Como portero, sabe que durante el juego sus acciones serán fundamentales, tanto para bien como para mal. “Ha sido un buen semestre para mí, no lo puedo negar, y espero que siga así por dos partidos más. Los partidos los ganamos y perdemos todos, no sólo el que se equivoque o acierte. Del otro lado está Nahuel (Guzmán), un gran portero, al que le deseo toda la suerte”, reconoció.

Nahuel Ignacio Guzmán Palomeque tienen 31 años de edad y es nacido en Rosario, Argentina.

José María Basanta, capitán de los Rayados, no pudo ocultar la emoción de jugar contra el rival acérrimo de La Pandilla.

Todos esperábamos esto desde hace mucho tiempo. En algunos torneos atrás se pudo dar, pero hasta ahora sucedió y no queda más que disfrutarlo”, sentenció el defensa central argentino.

Sabe de la peligrosidad de la ofensiva de los Tigres: “Claro, no te dan momento de descanso. Cuando no te llega uno, te ataca otro; por eso hay que estar muy atentos en todas las líneas y hacer lo nuestro, lo que nos ha funcionado a lo largo de todo este torneo. Si seguimos así, saldremos adelante”.

No se atrevió a adelantar el marcador, “sólo sé que será muy parejo, muy intenso. Es la final que todos esperábamos y la vamos a pelear, a sufrir, pero también a disfrutar con todo”.

La posibilidad de que César Montes aparezca en la alineación es latente, aunque Antonio Mohamed podría mantener al atacante colombiano Dorlan Pabón y no cambiar su línea de cuatro defensas.

A definir quién es el mejor de Monterrey

Los clásicos regios 114 y 115 serán históricos, ya que definirán quién es quién en la ciudad: Tigres o Rayados.

Todo está listo para que se lleve a cabo la final del futbol mexicano, una que tiene historia, muy pasada y muy reciente, y en ésta Antonio Mohamed, técnico del Monterrey es claro: “Tenemos una espinita clavada contra Tigres, y nos la queremos cobrar”.

Y, ante esto, Ricardo Ferretti, entrenador de los felinos, revira: “Ojalá ese espinita se les quede muy enterrada”.

Ambos técnicos se ven las caras en el día de medios organizado por la Liga MX. Conferencia de prensa conjunta, en la cual “Tuca” no pudo ordenar quién le preguntara y quién no.

“Quiero revancha”, señala el “Turco”, porque aún le duele la Liguilla del Clausura 2017, esa en la que los Tigres eliminaron a los Rayados, por global de 6-1, en cuartos de final. “Este es el marco ideal, lo estaba esperando desde hace tiempo, es el momento justo”, sentencia.

Ferretti sonríe y contesta, porque si algo tiene el “Tuca” es que siempre contesta.

“Este partido es muy especial. En lo particular, lo siento más importante que los juegos contra los equipos grandes, como Guadalajara o América. Va más allá de ellos… con todo respeto lo digo”. Y ante el aviso de revancha de Mohamed, dice: “No les tenemos miedo, y ojalá que la espinita siga muy clavada”.

Ambos entrenadores, uno brasileño y el otro argentino, saben que las miradas del futbol mexicano estarán sobre ellos, que habrá mucha presión sobre sus jugadores… Pero a Ferretti eso no le interesa: “Sí, hay presión, y qué. Los jugadores deben estar preparados para soportarla; si no, quizá no merezcan estar aquí. Presión siempre hay, en todas las actividades, sólo que hay que saber liberarla adecuadamente”.

A Mohamed lo que le importa es no quedar marcado como el técnico que perdió la final del clásico: “Sí, es verdad, a ese toda la vida lo van a señalar, tanto al que gane como al que pierda… Más al que pierda. Antes, todo se iba con el jugador, ellos eran el protagonista en la victoria o en la derrota, pero ahora se habla mucho más del técnico que perdió”.

Finalmente, ambos técnicos dejan claro que no están en la final debido al dinero, que más allá de lo que invirtieron sus directivas, está el escoger bien a los jugadores y prepararlos. “No somos la única institución que invierte en el futbol mexicano. Equipos como América, Guadalajara y Cruz Azul lo hacen también. Estos jugadores, es verdad, valen mucho, pero no estamos aquí nada más por eso”, advierte el de los Rayados.

Ambos se levantan y se dan la mano, un abrazo sincero, quizá el último en esta semana, porque la cordialidad se acabó.

El Dato

5 ELIMINATORIAS de Liguilla han sostenido el Monterrey y los Tigres. Los albiazules se llevaron cuatro.

Minuto a minuto

Toda la sección