Fundador:
Miguel R. Valladares García

lunes 18 junio 2018

Casa Blanca lanza campaña contra “inmigración en cadena”

AP
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La Casa Blanca se ha embarcado en una gran campaña para poner a la opinión pública en contra del sistema migratorio del país basado en la familia, antes de que el próximo año trate de implementar una estructura que esté basada en méritos.

El gobierno sentó las bases para dicha campaña incluso antes de que un extremista bangladesí inspirado por el grupo Estado Islámico intentara hacerse estallar el lunes en el centro de Manhattan. Se están recabando datos para fortalecer el argumento de que el actual sistema de inmigración legal no solo es defectuoso, sino peligroso y perjudicial para los trabajadores estadounidenses.

“Creemos que los datos impulsan las políticas, y estos datos nos ayudarán a obtener los votos para una reforma migratoria integral en el Congreso”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Hogan Gidley.

Funcionarios de la Casa Blanca delinearon su estrategia esta semana en exclusiva para The Associated Press, y señalaron que los datos demuestran que se necesitan cambios de manera inmediata. Pero sus esfuerzos se darán durante un complicado clima político, dado que incluso los congresistas republicanos son cautelosos de entablar un debate migratorio a gran escala antes de las elecciones legislativas de 2018.

Se prevé que el tema sea parte fundamental del discurso del Estado de la Unión que pronunciará el presidente Donald Trump ante el Senado el próximo 30 de enero. La Casa Blanca también planea más declaraciones del mandatario, apariciones de miembros del gabinete y presentar el tema a través de medios de comunicación conservadores.

El gobierno comenzó el jueves su campaña con una publicación en un blog en la que resalta varias cifras importantes: Datos del Departamento de Seguridad Nacional demuestran que casi 9,3 millones de los casi 13 millones de inmigrantes que llegaron a Estados Unidos entre 2005 y 2016 venían siguiendo a familiares que ya estaban en el país. Y durante la última década solo uno de cada 15 inmigrantes que recibieron la tarjeta de residencia permanente ingresó al país por sus capacidades.

Entre los datos que se planea difundir se encuentra un reporte que resalta la cifra de inmigrantes encarcelados en Estados Unidos, una evaluación del retraso de casos en las cortes migratorias y las demoras en el proceso de casos de asilo, y un documento sobre lo que el gobierno afirma que es un nexo entre la inmigración y el terrorismo.

Los críticos han cuestionado el uso previo que ha hecho el gobierno de información a veces engañosa.

Minuto a minuto