Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 23 enero 2018

“Crimen amedrenta a defensores ambientales”

Julia Carabias pide fortalecer las instituciones del Estado

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Ciudad de México.- Para fortalecer la protección del medio ambiente en México se requiere, entre otras cosas, dejar de recortar el presupuesto al sector, mejorar el marco normativo y fortalecer instituciones como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), puesto que a esta “le faltan las canicas para enfrentar la problemática”, consideró Julia Carabias Lillo.

En entrevista con El Universal, la maestra en Ciencias —quien el pasado 6 de diciembre recibió la Medalla “Belisario Domínguez”, la máxima distinción que otorga el Senado de la República a quien haya destacado por su ciencia o virtud en grado eminente— insistió en la importancia de fortalecer a los defensores de la naturaleza, quienes se topan constantemente con intereses muy poderosos, tanto económicos como políticos.

“Están muy débiles, porque sólo tienen la palabra frente a las armas, porque el crimen organizado está metido en los espacios naturales, amedrentan a las comunidades, hay un saqueo, sobreexplotación de la pesca y todo el tiempo se intimida a las autoridades y activistas. Si el Estado de derecho estuviera operando, si tuviéramos realmente una buena vigilancia y si esto culminara en las sanciones que nuestra ley plantea, entonces tendríamos mucha menos vulnerabilidad”, reiteró la entrevistada.

Julia Carabias, ex secretaria del Medio Ambiente, subrayó que si bien las leyes en México en la materia son buenas, “se requiere que se apliquen y para ello se necesitan cuerpos que las vigilen, que después procedan las sentencias. No se cumplen, se va quebrando todo el hilo, se pierde la credibilidad y entonces se hace un imaginario de que todo vale.

“Hay que aplicar correctamente la ley, hay que tener sanciones claras, en cuanto a la corrupción. Se tiene que sancionar cuando los funcionarios no están respondiendo a sus responsabilidades, porque afectan el patrimonio nacional”.

Sobre la inminente extinción de la vaquita marina, consideró que si bien las labores de rescate de este cetáceo endémico no llegaron tarde, la prohibición de la pesca en el Alto Golfo de California sí llegó de manera tardía, por lo que el problema de la pesca ilegal de la totoaba se incrementó de tal manera que afectó a la población de vaquitas, las cuales mueren asfixiadas en las redes pesqueras.

Minuto a minuto

Toda la sección