Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 20 octubre 2018

Desplazados retornan a sus comunidades

A pesar de que las condiciones “no están dadas”, los tzotziles iniciaron de manera gradual su regreso

El Universal
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Chalchihuitán, Chis.- Antes de cargar los pesados bultos, se dieron tiempo para orar y pedir que no pasará nada en el camino. Llovía, la neblina era espesa y el viento se estrellaba en el rostro. Nada los detuvo. Hombres, mujeres y niños del campamento Pom 2 avanzaron hacia sus comunidades, luego de dos meses de vivir en los cerros.

Eran las 11:00 de la mañana cuando las familias empacaron algunas prendas de vestir y cobertores en los sacos utilizados para maíz; acomodaron también las casas de campañas donadas por la Cruz Roja Mexicana y los trastes.

Cargaron con lo más que pudieron, pero no estaban completos.

Les faltaban 11 familiares y amigos que murieron acá, fuera de casa. Antes de salir de sus viviendas, ya habían perdido a uno de ellos, el indígena tzotzil y campesino Samuel Luna Girón.

Sigilosos, huraños, musitaron al presidente municipal, Martín Gómez Pérez, y a los sacerdotes de Chalchihuitán y Simojovel, Sebastián López López y Marcelo Pérez Pérez, su temor de regresar a sus comunidades, debido a que aún escuchan detonaciones de armas de fuego.

Alzó la voz, Manuel Pérez Girón, agente municipal del paraje Pom. Dijo que el regreso no es porque haya condiciones de seguridad en la zona , sino por el sufrimiento de niños, ancianos y mujeres al vivir en condiciones inhumanas en las montañas padeciendo hambre, frío y enfermedades.

“Regresamos también porque tenemos que trabajar nuestras tierras, cosechar nuestro maíz y frijol para tener alimento que dar a nuestra familia”, aseveró.

Los sacerdotes que los acompañaban consideraron el regreso como de alto peligro. “Este es un retorno sin justicia, los hermanos indígenas se ven obligados a volver por que están desesperados ya que algunos ancianos ya no comen, están deprimidos en el campamento y se pueden morir”, explicó el coordinador de la Pastoral Social, Marcelo Pérez.

Minuto a minuto

Toda la sección