Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 26 abril 2018

Juez mantiene en prisión a exrehén canadiense de los talibanes; está acusado de agresión sexual

Agencias
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

TORONTO, Canadá.- Un juez canadiense decidió hoy que Joshua Boyle, el canadiense que pasó cinco años secuestrado por los talibanes en Afganistán junto con su esposa y tres hijos, siga en prisión por lo menos hasta el próximo lunes, tras ser acusado de agresión sexual y confinamiento forzoso.

Boyle, de 34 años, compareció hoy brevemente por videoconferencia desde un centro de detención en Ottawa ante un juez que decidió celebrar otra vista el próximo lunes para que sus abogados puedan preparar su defensa.

Los abogados de Boyle declararon a la radiotelevisión pública canadiense CBC que están a la espera de “recibir más información sobre estas acusaciones” para poder responder “de forma apropiada ante los tribunales”, y señalaron que se debe mantener la presunción de inocencia de su cliente.

Boyle fue detenido el pasado 30 de diciembre por la Policía canadiense y acusado de ocho cargos de agresión, dos de agresión sexual, dos de confinamiento forzoso, así como de mentir a la Policía, proferir una amenaza de muerte y el uso de una sustancia peligrosa.

Los incidentes de los que Boyle es acusado se iniciaron el 14 de octubre, un día después de que Boyle y su familia llegasen a Canadá tras ser liberados por las autoridades paquistaníes, y se prologaron hasta el día de su detención.

Según los medios, hay dos supuestas víctimas en estos casos, pero su identidad no se ha divulgado por estar bajo el secreto del sumario.

En una declaración al Toronto Star, la esposa de Boyle escribió: “No puedo hablar sobre los cargos específicos, pero sí puedo decir que a fin de cuentas son la tensión y el trauma que fue obligado a soportar durante tantos años y los efectos que eso tuvo en su estado mental los que principalmente tienen la culpa de esto”.

“Obviamente, él es responsable de sus propias acciones”, agregó ella, “pero es con compasión y perdón que digo esperar que puedan hallarse ayuda y curación para él. En cuanto al resto de nosotros, yo y los niños, estamos sanos y nos mantenemos firmes lo mejor que podemos”.

Boyle, su esposa, la estadounidense Caiatlan Boyle, y sus tres hijos fueron liberados por el ejército paquistaní el pasado 12 de octubre de 2017. Los tres hijos del matrimonio nacieron durante los casi cinco años que duró su cautiverio en Afganistán.

El matrimonio Boyle viajó en 2012 a Afganistán por razones desconocidas aunque Joshua Boyle reconoció en 2009 que estaba obsesionado con todo lo que estuviera relacionado con el terrorismo islámico.

La familia se reunió con el primer ministro Justin Trudeau en las oficinas del líder el mes pasado.

Boyle le dijo a The Associated Press en octubre que su esposa había sido hospitalizada en Ottawa, pero no especificó por qué fue trasladada al hospital. “Mi esposa ha pasado por un infierno, y en estos momentos ella tiene que ser mi primera prioridad”, escribió Boyle en ese entonces.

Boyle también le dijo a la AP que él y su mujer decidieron tener hijos a pesar de estar en cautiverio porque siempre planearon tener una familia grande.

Con información de EFE y AP

Minuto a minuto

Toda la sección