Fundador:
Miguel R. Valladares García

sábado 15 diciembre 2018

Rosca de Reyes, tradición que no debe perderse

Verónica Galván / Pulso
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La tradición de las roscas de Reyes no debe perderse y es precisamente a los jóvenes y niños a quienes se les debe fomentar esta tradición, explicándoles en las iglesias, en sus hogares y escuelas por qué se celebra esta fecha, dijo Belem Altamirano, cronista municipal.

Esta celebración es una tradición y en los hogares mexicanos las familias acostumbran a compartirla y convivir cada seis de enero, pero es cuestión de que los adultos le enseñen a los niños y los jóvenes lo que significa la rosca.

Mencionó que la forma ovalada de la rosca simboliza el amor de Dios, que no tiene principio ni fin; las frutas, como el ate, simbolizan la gracia traída por Jesucristo y el haba que se utilizó hace cientos de años, fue cambiada por una figura del niño Jesús, la cual significa cuando José y María escondieron a Jesús de Herodes, quien envío matar a todos los niños menores de dos años, pero a quien realmente quería matar al niño Jesús.

De acuerdo con la tradición a quien le toca “el niño Dios”, o “el monito” de la rosca, debe cooperar para los tamales o el atole del dos de Febrero “Día de la Candelaria” o de la “Virgen de la Candela”, fecha en que se conmemora el día en que el niño Jesús fue presentado en el templo.

Los que se saquen al niño Dios en la rosca se convierten en padrinos del niño Dios y reciben una bendición, muchos le huyen a sacárselo para no pagar o cooperar para los tamales, pero desconocen que es una bendición que les toque.

Años atrás la gente buscaba que le tocara y hasta lo llevaban en su bolsa o su cartera para que no les faltara el alimento en sus hogares, el trajo y el dinero.

La tradición se remonta hasta a la época de los romanos, quienes acostumbraban a celebrar al dios Saturno después del solsticio de invierno, donde los días comienzan a ser más largos hasta alcanzar la primavera y en la época de celebración, las fiestas que se llevaban a cabo se tenía la costumbre de repartir un pan redondo, considerado el antecedente de la actual Rosca de Reyes.

Minuto a minuto