Fundador:
Miguel R. Valladares García

martes 18 septiembre 2018

Ejército Mexicano, autosuficiente en producción de vestuario y equipo (FOTOS)

Notimex
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Con una producción de más de tres millones 800 mil artículos en 2017, las Fábricas de Vestuario y Equipo (Fave) del Ejército Mexicano, mantienen autosuficiencia en la elaboración de uniformes, para no depender del exterior en la adquisición de productos, que en su momento pudieran dejar carentes de alguna prenda o calzado a las unidades operativas.

Se trata de 11 fábricas, en las que se producen artículos específicos que no se pueden adquirir o hacer accesibles al público, pues son de uso exclusivo del Ejército y la Fuerza Aérea, e incluso cuentan con detalles de control de seguridad, para garantizar que no haya un mal empleo de los mismos.

Los uniformes, insignias, cascos, botas, mochilas y demás efectos de vestuario y equipo son personalísimos, no se pueden donar, regalar, prestar o vender, porque, incluso, está penado por la Justicia Militar.

El Mayor Ingeniero Industrial, Carlos Pineda Mosqueda, quien es Subjefe de Planeación de las Fave, comentó, en entrevista con Notimex, que el personal que trabaja aquí forma parte de la logística de la Sedena, en lo relativo a surtir a las unidades operativas de vestuario y equipo de calidad y confort, para cumplir sus misiones.

Sin mencionar cifras, el elemento castrense destacó que para ello se ha invertido en maquinaria, para renovar sus equipos y modernizar sus procesos, y se han apoyado en laboratorios de balística, textil, de investigación y desarrollo, para evaluar los materiales y garantizar la calidad de cada producto.

Nosotros adquirimos materia prima de la más alta calidad, la cual, antes de entrar a proceso es evaluada en nuestros laboratorios para garantizar que cumpla con los parámetros, y una vez que podemos certificar la parte de los materiales, pasamos a los procesos productivos, añadió.

De esta forma, las Fábricas de Vestuario y Equipo producen uniformes, calzado, equipo de campaña, de dormitorio, cascos, insignias, artículos de sastrería para los Altos mandos y material balístico, que se somete a pruebas para verificar que el personal tenga la protección que se requiere para cada actividad.

A 35 años de su instalación, las Fave han adecuado sus instalaciones de acuerdo a las necesidades de producción y a los servicios que puede ofrecer al personal que labora.

Ubicadas en la zona de El Vergel, en la delegación Iztapalapa, las fábricas cuentan con un área de lactancia, para las madres de familia que así lo requieren, así como un Centro de Desarrollo Infantil y un Hospital Militar de Zona.

Además, las Fave han sido certificadas bajo la norma mexicana NMX-R-025-SCFI-2015, por el tema de igualdad laboral y no discriminación, al contar entre su personal, con al menos el 40 por ciento del sexo femenino.

La Subteniente de Justicia Militar, Roberta Lucina Vázquez López, quien se desempeña como Asesora Jurídica de la Dirección General de las Fave, indicó que, a sus 18 años de servicio en estas instalaciones, la mujer “si” ha tenido un avance en el medio castrense.

Subrayó que quienes aquí laboran deben cumplir diversos estándares, y “no es que uno se eche flores”, pero es reconocido que la mujer es más disciplinada y tiene más disposición para el trabajo “y eso es reconocido por el mando”.

“La mujer tiene más disponibilidad, a lo mejor porque somos gente trabajadora con hijos, esto nos hace ser más disponibles, más responsables, más leales, porque desde un inicio, desde que causamos alta, lo que queremos es no nada más cumplir con un trabajo”, subrayó.

“A cualquier mujer que le pregunte aquí, lo que quiere es trabajar. No es un trabajo por poco tiempo, quiere irse retirada de aquí y realmente la forma de trabajar acá permite que esa meta se logre”, insistió.

El Mayor Carlos Pineda Mosqueda, con 13 años de desempeño en estas instalaciones, indicó que en estas fábricas se trabaja con eficiencia y calidad, y destacó el “sustancial” apoyo que han tenido en la presente administración.

Calificó de “positiva” la inversión realizada en 2015 para adquirir telares neumáticos, lo que abona para la autonomía de la producción, de su materia prima, sus telas y la producción de uniformes.

Asimismo, reconoció que la inversión realizada en capacitación y adiestramiento del personal, y el manejo del mismo, ha sido muy sustancial, lo que ha permitido incrementar la producción en un 30 por ciento, desde el inicio del sexenio a 2017.

Reconoció que cada 16 se septiembre, en el desfile conmemorativo de la independencia de México, se siente satisfecho al ver marchar a los integrantes de las fuerzas castrenses portando el uniforme que aquí se confeccionan.

“Me satisface saber que estamos cumpliendo con nuestro trabajo, que lo que nosotros hemos diseñado y producido en estas fábricas se está empleando, y que es en pro de las actividades que desarrollan el Ejército y la Fuerza Aérea, como es el caso de los eventos cívicos y desfiles en que ellos participan y es un orgullo ser parte de todo este trabajo”, subrayó.

 

Minuto a minuto

Toda la sección