Fundador:
Miguel R. Valladares García

jueves 18 octubre 2018

Decenas de heridos en nuevas protestas palestinas contra reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel

EFE
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

JERUSALÉN (EFE).- Cerca de dos mil palestinos en Gaza y Cisjordania protestaron un viernes más, día sagrado musulmán, contra la decisión estadounidense de reconocer Jerusalén como capital de Israel, con manifestaciones que dejaron decenas de heridos.

El Ejército israelí informó en un comunicado que en las últimas horas “se han instigado disturbios violentos en 17 localidades de Judea y Samaria (nombres bíblicos de Cisjordania) con la participación de unos 850 palestinos que quemaron ruedas y tiraron cócteles molotov y piedras” a los soldados y guardias de fronteras”, que emplearon material antidisturbios para dispersarlos.

El Ejército estimó que unos mil palestinos se concentraron en Gaza en cuatro puntos próximos a la zona fronteriza con Israel, donde están apostadas las tropas contra las que los manifestantes lanzaron “ruedas ardiendo y piedras”.

“Las fuerzas de seguridad han disparado cinco rondas de munición real de manera selectiva contra los tres principales instigadores, que suponían una amenaza para los soldados y para la valla de seguridad”, agrega el comunicado castrense.

Según Ashraf al Qedra, portavoz del Ministerio de Sanidad palestino en Gaza, al menos 25 personas han sido heridas con munición real en el área limítrofe, otra resultó alcanzada con una bala recauchutada y otras 65 requirieron atención por inhalación de gas lacrimógeno.

En Cisjordania, fuentes médicas palestinas informaron de siete heridos con balas recubiertas de caucho, uno de ellos ingresado en el hospital de Rafiya, en Nablús, con una herida en la cabeza, y decenas recibieron atención médica por intoxicación con gases.

La declaración que hizo 6 de diciembre el presidente estadounidense, Donald Trump, quien reconoció a Jerusalén como capital de Israel y anunció el traslado allí desde Tel Aviv de la embajada de Estados Unidos, ha provocado numerosas protestas y elevado la tensión en la región.

La tensión aumentó aún más esta semana tras el asesinato el martes del rabino Raziel Shevach, un colono de 35 años, tiroteado en el cuello desde un coche mientras conducía cerca del asentamiento de Havat Guilad, al este de la ciudad palestina de Nablús.

Desde hace tres días, las fuerzas israelíes buscan a los autores del ataque y mantienen fuertes controles en las entradas y salidas de las villas de esa región, en el norte de Cisjordania.

También en esa zona se celebró hoy el multitudinario funeral de Ali Omar Qino, de 16 años, muerto ayer por disparos en un enfrentamiento con tropas israelíes que, según fuentes médicas palestinas y testigos, comenzaron cuando un grupo de colonos intentó atacar el pueblo de Iraq Burin, donde residía.

El Ejército señaló hoy que “durante un arresto en Nablús, un grupo de alborotadores palestinos iniciaron un disturbio violento con el lanzamiento de cócteles molotov y piedras a los soldados. En respuesta a la amenaza, estos usaron métodos de dispersión”.

Un segundo menor, de 16 años, Amir Abdul Hamid Abu Mousad, también murió ayer por disparos de soldados israelíes en disturbios en el este del campo de refugiados de Al Bureij, en Gaza.

Minuto a minuto